Luna de miel en Nueva Zelanda

¿Alguna vez habéis pensado en pasar vuestra luna de miel en Nueva Zelanda? Es una gran opción, ya que viviréis una experiencia inolvidable gracias a sus increíbles paisajes y las actividades que ofrece.


Nueva Zelanda. Foto de othree.

Podemos decir que Nueva Zelanda es un destino perfecto tanto para los amantes de la aventura, como para los de la tranquilidad. La gran cantidad de lugares y actividades interesantes de este país cumplirá con las expectativas de todos.


¿Qué necesitas para viajar a Nueva Zelanda de Luna de Miel?

  • Pasaporte vigente, con validez superior a un mes en el momento de salir de Nueva Zelanda.
  • Billete de avión de ida y vuelta.
  • Formulario de entrada.
  • Fondos suficientes para cubrir los gastos durante la permanencia en Nueva Zelanda. El MAEC señala 400 dólares neozelandeses por mes (si ya tienes alojamiento) o 1.000 en caso contrario.
  • NO es necesario el visado si se va a permanecer en el país menos de 90 días y no se va a realizar actividades remuneradas.
  • Es obligatorio tramitar la NZeTz ó Autorización Electrónica de Viaje. Se realiza de manera online y cuesta 12 dólares neozelandeses. Tarda aproximadamente 72hs en ser emitida y tiene una validez de 2 años.
  • Seguro de viaje.
  • Certificado de vacunación en el que se demuestre la dosis completa contra el Covid19.

A continuación vamos a sugerir una opción de itinerario para para disfrutar de una luna de miel en Nueva Zelanda. Si lo hacéis, recomendamos reservar entre 15 a 20 días para poder recorrer todo lo mencionado.

Cabe destacar que Nueva Zelanda es un país que cuenta con una gran oferta de maravillosa naturaleza y lugares únicos e increíbles para disfrutar, por lo que tuvimos que dejar fuera algunos lugares, ya que se necesitaría realmente una gran cantidad de días para poder conocer todo lo que tiene para ofrecernos.

Itinerario una Luna de Miel en Nueva Zelanda:

  • Auckland
  • Hamilton
  • Wellington
  • Isla Sur

Auckland

Auckland. Foto de eGuide Travel.

Auckland es definitivamente, la ciudad por la que se debe comenzar una luna de miel en Nueva Zelanda, ya que es la ciudad de entrada al país por ser la más grande y la más cosmopolita.

Aquí podréis encontrar una gran variedad de actividades. Es conocida también como “La ciudad de las velas” y fue construida sobre 48 conos volcánicos inactivos y extinguidos.

Auckland cuenta con un entorno urbano donde todos los atractivos y paseos están a 15 o 30 minutos de distancia.

¿Qué hacer en Auckland?

Podéis contratar una visita guiada por la ciudad con guía en inglés en la que veréis: edificio de la Terminal de Ferry, el muelle Queens Wharf, Queens Street, Civic Theatre, Tribunal Superior de Nueva Zelanda, antigua Casa de Gobierno, Albert Park, Sky Tower y la Catedral de San Patricio y San José. En total dura unas 3 horas y es una presentación perfecta de la urbe.

Sky Tower

Sky Tower. Foto de Mark Pazolli.

Sky Tower es el edificio más alto del hemisferio sur y ofrece las mejores vistas de la ciudad con su mirador de 360°.

Se encuentra en el centro de la ciudad, y cuenta con tres miradores y  dos restaurantes en su parte superior.

Además, si os gusta el riesgo, tendréis la oportunidad de saltar desde la cima haciendo en Bungee Jumping (con una altura de 192 metros).

Gracias a ello Sky Tower se ha convertido en una de las mayores atracciones turísticas de Auckland, recibiendo unos 700.000 turistas cada año.

Waiheke Island

Se trata de una isla ubicada a 45 minutos en ferry desde la ciudad de Auckland. Es la isla más popular y accesible de la ciudad y es uno de los lugares más visitados y solicitados de Auckland debido a la gran oferta gastronómica que posee. Aquí podrán encontrar restaurantes gourmet, viñedos y playas relajantes.

También, aquí pueden visitar el museo musical en Oneroa, donde más de 100 artistas exhiben su arte en esta galería comunitaria. Si se animan, pueden tirarse en tirolesa, realzar un paseo en bote y hasta realizar un avisaje de orcas.

Mount Eden

Es el cono volcánico más alto de Auckland, y cuenta con 196 metros. De esta manera, ofrece una de las mejores vistas de toda la ciudad y de las islas que la rodean. Por lo que subir al Mount Eden es una actividad imprescindible si van a Auckland.  Durante el camino a la cima nos encontraremos por un parque que parece salido de un cuento mágico.

Hamilton

Hamilton Nueva Zelanda. Foto de Steve Shattuck.

Es considerada la puerta de acceso al centro de la North Island, ubicada al sur de Auckland. Es la ciudad interior más importante de Nueva Zelanda y ofrece infinidad de cosas para ver y hacer. Es una ciudad que ha crecido mucho en los últimos años, llegando a los 197.000 habitantes.

Aquí podrán pasear por magníficos parques y jardines, y disfrutar de varias actividades de ocio y vida nocturna.

¿Qué hacer en Hamilton?

Se trata del complejo de jardines y es la atracción más visitada de la región. Durante la visita podrán ver un jardín chino que pertenece a la dinastía Sung, un jardín italiano del Renacimiento, un jardín japonés, y muchos más.

Este complejo explora distintas civilizaciones y recrea estilos importantes del paisajismo de todos los confines del mundo.

Cuevas de Waitomo

Waitomo. Foto de Holiday Point.

La mejor manera de llegar a las Cuevas de Waitomo desde Auckland es por carretera, ya que el camino es precioso. Atravesaréis hermosas áreas verdes y gran parte del camino estará acompañado por el río Waikato. De esta manera es posible disfrutar de todos estos paisajes mientras llegamos a nuestro destino.

La región de las cuevas de Waitomo es famosa debido a las maravillas subterráneas que existen en ella (¡incluyendo gusanos luminosos!). Una vez dentro sentiréis que habéis viajado a otra dimensión.

Recomendamos conocer la cueva en una excursión desde el centro de Auckland que también incluye una visita a Hobbiton. Incluso si no sois muy fan de las historias de Tolkien, la belleza de los paisajes hacen que merezca la pena.

Se trata de una actividad de un total de 10 horas que bien merece que le reservéis un día de vuestra luna de miel en Nueza Zelanda.

Wellington

Wellington. Foto de thinkrorbot.

Es la capital de Nueva Zelanda y centro financiero y de negocios del país. Fue fundada a finales de 1830 y se convirtió en la capital de Nueva Zelanda en 1865, sustituyendo así a Auckland.

La cantidad de actividades que ofrece y los sitios para visitar son infinitos. Una de las ventajas de esta ciudad es que la mayoría de sus atracciones se encuentran en el mismo sitio, por lo que pueden recorrerla en poco tiempo, pero a la vez, disfrutar de ella al máximo.

Una buena opción para conocer la ciudad es contratar una visita guiada, eso sí, en inglés, que incluye almuerzo y minibús para los desplazamientos.

¿Qué hacer en Wellington?

Vista de Wellington desde Monte Victoria. Foto de Kristina D.C. Hoeppner.

Museo Te Papa Tongarewa

Se podría decir que es la actividad principal de esta ciudad. Fue creado en 1885 y recibe la visita de un millón de personas cada año. El nombre viene de la lengua Maorí y el significado es “Contenedor de Tesoros”.

Este museo, además de ser enorme, tiene un fuerte enfoque interactivo, lo que lo ha convertido en un museo de renombre internacional.

Monte Victoria

Es uno de los mejores miradores de Wellington, desde el cual es posible gozar de vistas increíbles de la ciudad en 360 grados. Es posible subir al monte tanto a pie (35 minutos) como en coche y recomendamos hacerlo al atardecer, momento en el cual la vista es mágica.

Desde Wellington también puedes hacer una excursión a Martinborough y visitar tres de sus famosas bodegas de vino.

Isla Sur

Shotover River en Isla Sur. Foto de Bernard Spragg. NZ.

La Isla Sur es una de las dos mayores islas que componen a Nueza Zelanda, separada de la Isla Norte por el estrecho de Cook. Ocupa el puesto número 12 dentro de las mayores islas del mundo, pero es la mayor isla que podremos encontrar en Nueva Zelanda.

Además se encuentra atravesada en dirección noreste a suroeste por los Alpes del Sur, una cadena montañosa, donde el monte Cook es el más alto del país.

¿Qué hacer en la Isla Sur?

Nelson

Playa Kaiteriteri en Nelson. Foto de Bernard Spragg. NZ.

Es una región, donde podrán encontrar la combinación perfecta de playas y montañas. Se encuentra en la cima de la Isla Sur, en la costa de la bahía de Tasman y se encuentra rodeada de tres impresionantes parques nacionales.

Se podría decir que Nelson es un centro de artesanía, y todos los años alberga acontecimientos como el Festival de las Artes de Nelson. Además aquí podrán disfrutar de maravilloso lagos de agua cristalina.

Parque Nacional de los Fiordos

Es el parque nacional más grande de los 14 parques nacionales que podemos encontrar en Nueva Zelanda, con un área de 12.500 km2. Esta probablemente sea su visita favorita en la Luna de Miel. Podrán encontrarse con montañas irregulares, valles glaciares, escarpados y fiordos relaciones.

Cabe destacar que este sitio ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO ya que alberga algunas de las maravillas naturales más impresionantes del mundo, tales como Milford Soun, Doubtful Sound y el Lago Te Anau.

Franz Josef Glacier – Fox Glacier

Fox Glacier. Foto de mattychappy.

Los glaciares Fox y Franz son considerados reliquias de la última edad de hielo. Ambos están adaptados para que se puedan realizar excursiones y caminatas a través de ellos.

El glaciar Fox cuenta con 12 km de largo ubicado en el Parque Nacional Westland en la costa oeste de la Isla Sur y se caracteriza por ser el único en bajar de los Alpes del Sur a menos de 300 metros sobre el nivel del mar, en medio de la frondosidad de un bosque templado lluvioso.

Como veis una luna de miel en Nueva Zelanda ofrece todo tipoo de experiencias, desde playas, hasta aventuras, pasando por ciudades interesantes. ¿Queréis más ideas? Nos os perdáis nuestra página sobre islas de luna de miel donde encontraréis destinos a lo largo de todo el Mundo.