Luna de miel en Filipinas

Una luna de miel en Filipinas os ofrece una gran variedad de actividades románticas, dentro de un ambiente realmente paradisíaco. Una magnífica cultura, paisajes hermosos, exquisita gastronomía abundante en productos del mar, entre otras virtudes.



Razones para pasar vuestra luna de miel en Filipinas

Filipinas de un destino turístico en ascenso, por lo que encontraréis varios motivos para iros de vacaciones durante este importante viaje:

El Nido, Filipinas. Foto de Fabio Achilli.
  • Es uno de los destinos turísticos de mayor crecimiento en Asia: si lo que buscáis es un hermoso lugar, con buenos hoteles y gran atención, pero alejado de experiencias exclusivas y de aglomeración de turistas, Filipinas es vuestra opción ideal. Podréis elegir entre alojamientos de lujo, posadas familiares y zonas rurales con la amigable atención de los aldeanos.
  • La calidez de los filipinos: el pueblo filipino es cercano y amable. Es reconocido entre los turistas asiduos a estas islas el carisma y la cordialidad con la que son tratados y recibidos en cada visita. Adonde sea que vayáis, os sorprenderá la felicidad y el buen humor con que seréis recibidos.
  • Sus raíces españolas: este país, sobre todo Manila, su capital, deja ver una importante herencia de su pasado colonial español. El país estuvo bajo el gobierno español por 333 años, por lo que sus principales ciudades y su idioma conserva esta influencia. No os sorprendáis al conocer a filipinos con sus típicos rasgos asiáticos, pero con nombre y apellido español.
  • Hermosas playas: Filipinas, sobre todo la isla de Palawan, cuenta con varias de las playas más hermosas del mundo. Destaca por sus aguas cristalinas y por la riqueza submarina de sus arrecifes de corales. Cada isla filipina cuenta, al menos, con una isla paradisíaca y en la que podréis disfrutar de sus románticas vacaciones.
  • Su gastronomía: la cocina filipina es de las más ricas y variopintas del mundo. Además de los sabores asiáticos y los productos del mar, cuenta con una gran influencia de la gastronomía hispana y americana. En sus platillos abundan los mariscos y las frutas, sobre todo el mango.
  • Cultura única: Filipinas es una nación con una gran riqueza cultural, con influencias chinas, malayas, americanas y españolas. Esto lo veréis en su gastronomía, música y arquitectura.

Cuándo viajar a Filipinas de luna de miel

Filipinas. Foto de Preetam Rai.

En Filipinas, como seguro os imagináis, el clima es muy distinto que en España. Así que una de las preguntas que seguro os haréis es en qué época es mejor viajar a este país del Sudeste Asiático. Hay dos variables, principalmente, a la hora de seleccionar las mejores fechas para viajar a una luna de miel en Filipinas. Estas son el clima y el número de turistas que encontraréis.

En Filipinas el clima es tropical, por lo que hay en principio dos temporadas cada año, aunque las condiciones climáticas pueden cambiar repentinamente. Desde diciembre hasta mayo, se vive la estación seca en casi todo el país. En esa época las lluvias son menores en zonas como Palawan, Luzon o Bisayas, por lo que contaréis con mayores posibilidades de disfrutar de las bellezas naturales de Filipinas.

Si queréis presenciar las lluvias tropicales sin que entorpezcan vuestro viaje, no os preocupéis que en temporada seca no son tan extraños los chaparrones. Aún en la estación seca, os encontraréis con vegetación verde y con lluvias eventuales que refrescan el ambiente. Durante la temporada seca el mar estará más calmado, por lo que será mucho mejor para actividades como el buceo y esnórquel.

Los meses más calurosos son abril y mayo, en los cuales sucede el verano filipino. Durante esta época hay vacaciones escolares y se celebran más fiestas en los barrios. Si viajáis en estas fechas, lleva ropa holgada y bloqueador solar.

De esta forma, unque la temporada seca pueda ser la mejor para viajar a Filipinas, la temporada lluviosa también tiene sus atractivos. Esta época transcurre entre junio y octubre, y las lluvias del monzón predominan en el paisaje diario, intercalando con días soleados.

En caso de que busquéis vuelos y alojamientos baratos, estos son los meses ideales para viajar a Filipinas, ya que los precios bajan considerablemente.

Nota: en la región de Mindanao y en la costa oriental de Bisayas las temporadas seca y lluviosa son opuestas al resto de país, por lo que si vais durante los meses de junio a agosto encontraréis un clima soleado.

Manila, la capital del Paraíso

Manila. Foto de Deortiz.

Aunque algunos turistas deciden saltarse una visita a esta ciudad, eligiendo ir directamente a otros destinos filipinos, pues piensan que en la zona urbana no hay nada qué hacer… ¡Es un error! Si bien no se trata de una localidad repleta de experiencias exclusivas ni de una de las ciudades más bellas de Asia, sí que es una de las interesantes. Si os reserváis un par de días para recorrerla, con mente abierta, saldréis con varios recuerdos indelebles.

Por ejemplo, si sois amantes de la cultura e historia, debéis saber que Manila es la ciudad con mayor cantidad de lugares históricos, en los que están impresas las influencias españolas y americanas del país asiático.

Tomad un paseo por Intramuros, el distrito amurallado en donde se encontraba la capital de la colonia española.

Es una zona pequeña, así que tan solo teneis que dedicaros un par de horas durante vuestro primer día en la ciudad. Si no queréis recorredlo a pie, podéis tomar un triciclo, conducido por un filipino a pie. En intramuros podéis comer platillos típicos y comprar artesanías.

El principal atractivo de Manila es el Fuerte de Santiago, una ciudadela construida por los españoles en la desembocadura del río Pasig. Es, posiblemente, el edificio histórico más importante de Filipinas, siendo un punto esencial de la ruta del Galeón de Manila, que cubría el recorrido entre Manila y Acapulco. Está abierto al público, con carteles de información en inglés.

Otros atractivos que podéis conocer en Manila durante vuestra luna de miel en Filipinas:

  • Catedral de Manila.
  • Iglesia de San Agustín.
  • Casa Manila.
  • Parque Rizal y Monumento a José Rizal.
  • Chinatown.
  • Distrito de Quiapo.
  • Museo Nacional de Filipinas.
  • Volcán Taal.

El Nido, las mejores playas e islotes de Filipinas

El Nido, Filipinas. Foto de Fabio Achilli.

El Nido es el destino turístico natural por excelencia de Filipinas, ubicado al norte de la isla de Palawan, reconocida de por sí misma por contar con varias de las playas más preciosas del país.

Aunque se trata de un destino fantástico en sí mismo, con playas de arena blanca y un entorno exuberante, lo más atractivo de El Nido es el archipiélago de Bacuit. Este conjunto de islas kársticas es una joya de playas paradisíacas y lagunas escondidas, al que podréis acceder únicamente tomando un barco o un kayak.

Tradicionalmente, El Nido era un tesoro oculto al que viajaban los turistas más aventureros a pasar unos días de aislamiento en un entorno de ensueño, pero recientemente se ha convertido en un destino muy popular. Por este motivo, recibe oleadas de visitantes en cada temporada y han proliferado los establecimientos prestos a recibirles, como hoteles, restaurantes y tiendas.

Uno de los mejores planes en El Nido es contratar un recorrido en lo que se conoce como Island Hopping. Se trata de un paseo en barco por las distintas islas, visitando sus playas, lagunas, cavernas y los mejores puntos para practicar esnórquel. No os costará encontrar un servicio de excursiones, ya que decenas de empresas se dedican a ofrecer esta posibilidad a los turistas.

Las mejores playas que encontraréis en El Nido son las siguientes:

  1. Nacpan Beach.
  2. Maremegmeg Beach.
  3. Duli Beach.
  4. Lio Beach.
  5. Corong Corong Beach.
  6. Seven Commandos.

Banaue, un viaje a través del tiempo

Banaue. Foto de Caitriana Nicholson.

Esta preciosa aldea filipina ofrece una experiencia alejada de los grandes destinos turísticos y de las playas exóticas. Se trata de un poblado ligado con la naturaleza y con más de 2.000 años de antigüedad.

Ubicado en Ifugao, al norte de Filipinas, es un pueblo de montaña con temperaturas templadas, de entre 19º C y 23º C. En Banaue se cultiva arroz con los medios tradicionales que se han implementado desde hace siglos, siendo sus famosas terrazas el principal atractivo de la localidad.

Si vais a realizar el recorrido por los arrozales, lo más recomendable es que salgáis por la mañana temprano, en un día despejado y con ropa cómoda. El paisaje y estructura del pueblo se ha configurado por el cultivo de arroz desde hace siglos, siendo una gran obra hecha con la naturaleza, pero por la mano del hombre.

Las tierras de cultivo abarcan unos 10.360 km² y son regadas en su totalidad por un sistema que proviene de ríos cercanos, lo que de por sí es impresionante. Podéis visitaros la región en cualquier época del año, aunque lo recomendable es hacedlo en la temporada seca. Luego de culminar vuestro paseo por las terrazas, podéis ir a la cascada de Tappiyah. Esta hermosa caída de agua y su estanque completan un paisaje romántico, ideal para vuestra luna de miel en Filipinas.

Sagada

Sagada. Foto de Jose Nicdao.

Ubicado apenas a dos horas al norte de Banaue, en medio de la Cordillera Filipina, se trata de una localidad aislada, rica en tradiciones ancestrales. Por su ubicación, no fue totalmente colonizada por los españoles, lo que contribuyó a la conservación de la cultura indígena.

El principal atractivo de Sagada es su sistema de cuevas. El recorrido por las cuevas de Sumaguing y Lumiang es una de las actividades más interesantes en Filipinas, sobre todo para los amantes de las aventuras. Podéis contratar una visita guiada o, si tenéis ese espíritu salvaje, adentraos vosotros mismos.

Otras opciones cercanas a Sagada son la visita a las cascadas de Bumayyeng y el ascenso al Monte Kiltepan. Este último es el punto más alto de las cercanías, por lo que ofrece una espectacular vista de las montañas de la Cordillera. Es muy popular por sus hermosas puestas de sol.

Borácay

Boracay. Foto de Deortiz.

Borácay es una pequeña isla, que se ubica en la región de Bisayas, hacia el centro de Filipinas. Es uno de los destinos turísticos más atractivos del país, albergando más de 300 hoteles y resorts en sus 7 kilómetros de largo por 1 kilómetro de ancho.

Por su gran crecimiento turístico, Borácay recibe muchos visitantes en cada temporada, por lo que se ha limitado el número de visitantes permitidos y el ruido de las fiestas, que se habían convertido en un problema social y ecológico. Aun así, sigue siendo concurrida. Si lo que queréis es iros a una playa solitaria, acercaos a Puka Shell, que te embrujará con sus aguas turquesas y calmadas, y con su arena blanca.

Consejos para viajar de luna de miel en Filipinas

Ya estáis seguros de que queréis iros de luna de miel a Filipinas, pero necesitáis una pequeña guía sobre qué debéis hacer antes y durante vuestras vacaciones. Ya que consta de distintas islas, varias ciudades y una gran variedad de locaciones, necesitaréis tomar en cuenta la siguiente serie de consejos y recomendaciones:

  • Consideraos el clima para elegir cuando queréis viajar, dependiendo de vuestros planes.
  • Compraos los pasajes con suficiente anticipación, ya que si queréis ir en temporada podéis quedaros sin pasajes.
  • Informaos de todas las actividades disponibles en Filipinas antes de llegar al país.
  • En Filipinas el inglés y el filipino son los idiomas oficiales. Contratad un guía local que hable español si no dominais estas lenguas.
  • Procurad una ruta acorde con vuestro tiempo y presupuesto, definiendo el mejor cronograma para visitar todos los puntos que seleccionasteis previamente.
  • Tomaos el tiempo suficiente para vuestro viaje, recordad que Filipinas es un país grande, con varias islas y muchas posibilidades. ¡No os perdáis de lo mejor!

Conclusión

Con sus playas, su cultura y las múltiples actividades que ofrece, os aseguramos una inolvidable luna de miel en Filipinas. Este paraíso terrenal será el marco perfecto para vivir las primeras noches románticas de vuestra vida de casados. ¡Qué lo disfrutéis!