Cruceros de luna de miel

Los cruceros de luna de miel son el plan perfecto para relajarse juntos y hacer una escapada antes de empezar con la cotidianidad de los recién casados.



Crucero de luna de miel por el Mediterráneo

Los cruceros por el Mediterráneo están cargados de sabores y olores. Siendo una región famosa mundialmente por su clima seco y por su rica gastronomía, las ciudades y pueblos que sirven de puerto en este gran mar son de las más encantadoras e históricas de toda Europa.

Si sois amantes de la cultura e historia del viejo mundo, un crucero de viaje de novios a Grecia es un éxito asegurado. La cuna de la civilización occidental os ofrece conocer ruinas históricas de la civilización clásica, que os permitirá repasar algunos de los capítulos más importantes de toda la historia de la humanidad. Algunos de los puertos que podéis visitar son Santorini, Corfú y Atenas, lugares de los que podéis leer más en nuestra página sobre una luna de miel en Grecia. Además, también hay cruceros que tocan o parten de islas griegas y también visitan Italia u otros países del Mediterráneo.

Sagrada Familia de Barcelona. Foto de Patrice Audet de Pixabay

En Italia podréis visitar los mares Tirreno, Jónico y Adriático, disfrutando de los puertos más relevantes de toda la península. Imaginaos un paseo romántico por la ciudad de Roma, en donde podréis visitar museos y parques públicos, en una ciudad que rebosa de cultura y de las huellas de 2.000 años de historia. Otros puertos relevantes son el de Nápoles y el de Venecia. Italia tiene mucho que ofrecer para una luna de miel.

Usualmente, los cruceros que recorren los puertos italianos, pasan por algunas de las ciudades mediterráneas más hermosas de España. El país ibérico tiene las puertas abiertas para todos los turistas que quieran probar su exquisita comida y bañarse en algunas de las playas más famosas de todo el sur de Europa.

La ciudad española del Mediterráneo, por excelencia, es Barcelona. Con su gran riqueza cultural, resulta una visita obligatoria. Que no se diga que visitaste este gran mar y no conociste el templo de La Sagrada Familia. Además, si tenéis oportunidad, tenéis que conocer Valencia y la fascinante ciudad de Granada, con su gastronomía y su música peculiar, nacida del sincretismo entre la hispanidad y la fuerte influencia de la cultura árabe en la región.

Cruceros de viaje de novios por el norte de Europa

Si queréis, más bien, ir de crucero viaje de novios en un destino alejado del trópico, encontraréis un verdadero panorama de paraísos septentrionales en los mares de Europa del Norte. Podréis escoger entre varias rutas, por los mares Escandinavo, Báltico y Ártico, visitando varios puertos y ciudades de las más modernas y fantásticas del continente.

¿Te gustan los vikingos? Estos saqueadores de la edad media son fascinantes y populares en años recientes. Si visitáis Noruega en medio de un crucero de luna de miel, podréis recorrer los fiordos tal y como lo hacían aquellos históricos saqueadores nórdicos. Si el crucero se detiene en el puerto de Olden, conoceréis el glaciar Briksdal.

En el tramo que corresponde al mar de Inglaterra, no podéis perderos la posibilidad de dar una visita en pareja a los castillos más encantadores del país más grande del Reino Unido. Aunque la gastronomía inglesa no sea la más apreciada, podréis probar algunos platillos bastante particulares y muy alimenticios. Disfruta de toda la experiencia de los puertos ingleses.

Uno de los cruceros más interesantes para recorrer los puertos británicos, partiendo desde Inglaterra, y recorriendo alguna ciudad importante del continente, es ofrecido por Norwegian Dawn. Tiene una duración de 11 días y recorre Londres, Edimburgo, Inverness, Stornoway, Dublín, Belfast, Ámsterdam, Bruselas/Brujas, París y retorna a Londres, al puerto de Southampton.

Si quieres una ruta de partida similar, pero enfocado en el mar Escandinavo, podéis tomar el crucero del Norte de Europa de Norwegian Prima. Este recorrido pasa por puertos como los de Bergen, Geiranger y Alesund, en Noruega. Si queréis ver una aurora boreal, este es el crucero indicado.

Cruceros de luna de miel por Dubai, Abu Dabi, Omán…

Dubai. Foto Timo Volz de Pixabay

Oriente Medio, desde el norte de África hasta Mesopotamia, concentra varios de los destinos turísticos más interesantes, resaltando por los contrastes entre la opulencia y las tradiciones ancestrales de los hombres del desierto.

Se trata de una región envuelta en polémicas, tanto políticas como económicas, pero que no pasa desapercibida.

El surgimiento del Medio Oriente como destino turístico de altura va de la mano con el crecimiento de la economía de estados como Dubai o Qatar, siendo los principales objetivos de los amantes del turismo exclusivo.

Si tomáis un crucero de luna de miel al Oriente Medio, las paradas más obligatorias son los puertos y las ciudades artificiales de los Emiratos Árabes Unidos.

Abu Dhabi. Foto de Stan Madoré en PIxabay.

Fuera de eso, es complicado que conozca la totalidad de la experiencia de esta región caliente desde un crucero, ya que muchos de los puertos no están desarrollados o no cuentan con la confianza de las compañías turísticas internacionales.

La parada más importante del Golfo Pérsico es Dubai, con sus hoteles de lujo, sus automóviles de oro, sus leones y guepardos como mascota y, en general, con una opulencia tanto exuberante como inmoral.

Los principales atractivos de Dubai son arquitectónicos, como el rascacielos Burj Khalifa, el Burj al Arab y el Dubai Mall, el centro comercial más grande y visitado de todo el mundo.

Si de paseos y comidas se trata, debéis caminar juntos por Dubai Marina, un canal artificial en donde se concentran las casas de los extranjeros y las actividades económicas.

Otro imperdible de un crucero por los emiratos es Abu Dhabi, la capital del conglomerado. Se ubica en un conjunto de islas, a 170 km de Dubái.

Allí encontraréis atractivos más tradicionales del medio oriente, como el Sheikh Zayed y el Qasr Al Hosn. Si queréis ir de compras y disfrutar de lo más lujoso de la ciudad, tenéis que pasar por Yas Marina, en donde se concentran las tiendas y hoteles, además de albergar un circuito de Fórmula 1.

Cruceros de luna de miel por Sudamérica

Foto de cuba49.

Si vuestra idea de la luna de miel soñada incluye alegría, color y música, América del Sur es el destino ideal. En cada uno de los países de esta gran región hay notables diferencias culturales, por lo que contáis con muchas opciones para tomar un crucero e incluso podréis apreciar estos matices en un mismo viaje.

Suele haber opciones interesantes desde Buenos Aires (Argentina) o San Antonio (Chile). Durante la navegación podréis disfrutar plenamente de todas las instalaciones del barco.

El trayecto, depende de cada crucero, pero hay una opción interesante desde Buenos Aires en la que el quinto día, llegáis a Ushuaia, Argentina, donde podéis explorar la ciudad más austral del mundo, famosa por sus paisajes montañosos y su fauna marina. El sexto día, navegaréis por el emblemático Cabo de Hornos en Chile, una oportunidad única para admirar esta remota y hermosa región. A continuación, llegaréis a la Antártida, donde exploraréis el Canal Schollart, la Bahía Paraíso y el Estrecho de Gerlache, dando un vistazo al impresionante paisaje antártico y a su diversa fauna. En el octavo día, visitaréis la Isla Elefante, famosa por sus colonias de elefantes marinos y focas.

Después de un día de navegación, llegaréis a Stanley en las Islas Malvinas, donde podéis disfrutar de su hermosa naturaleza y de su historia, que está vinculada a la Guerra de las Malvinas. Tras otro día de navegación, llegaréis a Puerto Madryn en Argentina, donde podéis visitar la Península Valdés, Patrimonio de la Humanidad y hogar de una gran variedad de fauna marina. Finalmente, antes de regresar a Buenos Aires, haréis una parada en Montevideo, Uruguay, una ciudad llena de cultura y con una gran escena gastronómica. Después de disfrutar de estas maravillas, regresaréis a Buenos Aires, donde concluye vuestra travesía.

Cruceros de luna de miel por el Pacífico

Wellington. Foto de thinkrorbot.

Si lo que queréis es un viaje exótico, otro destino paradisíaco, pero más exótico, son las remotas islas del Pacífico, sobre todo las joyas del remoto sur. Repartidas por el océano más grande del mundo, Cada una es un universo esparcido por los mares como una lluvia de vida y de color.

Por ejemplo, podríais tomar un itinerario por el centro del Pacífico, que pase obligatoriamente por Hawaii y la Polinesia Francesa. Ambos destinos están separados por una franja de océano y comparten un clima similar, por lo que son dos versiones del mismo paraíso. Algunas de las cosas que podéis hacer durante vuestro turismo son el surf, esnórquel y el senderismo de aventura hacia los volcanes hawaianos.

Hacia el sur, encontraréis un reguero de islas tan extendidas y diversas que no es fácil recorrerlas en su totalidad en un solo viaje. La región, en total, cubre casi 400.000 km²  y más de 7.000 islas, algunas prácticamente vírgenes, sin infraestructura turística y con un ambiente natural que casi no ha visto cambios desde hace cientos o hasta miles de años.

Sea cual sea el paquete o crucero que elijáis, no perdáis la oportunidad de atravesar esta maravillosa mezcla de gastronomías, culturas y pueblos diferentes. De todos los destinos exóticos del mundo, pocos os harán salir tanto de la rutina como las lejanas islas del Pacífico Sur.

Cruceros de luna de miel en Asia

Tokio. Foto de Luca Sartoni.

Una de las tierras más misteriosas del mundo, que llama cada año a millones de turistas, incluyendo a parejas jóvenes y a recién casados, es el extremo oriente y el subcontinente indio. Desde las islas de Japón, la tierra del sol naciente, hasta las selvas de la ribera del Indo, Asia es el continente más grande del mundo y uno de los más atractivos para el turismo global.

Un crucero por Japón se completa a sí mismo, ya que se trata de uno de los países con mayor diversidad de posibilidades y con ciudades más impresionantes. Por ejemplo, si tomáis un crucero de luna de miel en Japón, podréis hacer paradas en urbes portuarias como Tokio o Kioto, y tomar un paseo por tierra para conocer el mítico monte Fuji. El crucero Norwegian Jewel cuenta con varios recorridos por destinos japoneses, pasando incluso por puertos coreanos o chinos.

Una de las opciones más populares de los últimos años en el gigante de Asia: China. Al tomar un crucero por esta gran nación, podréis conocer varias ciudades y puertos espectaculares, sin tener que preocuparte por gastos externos de alojamientos o vuelos. Si tomas el crucero Norwegian Cruise Line, podrás pasar por algunas ciudades japonesas y luego por Tianjín, Shanghái, Xiamen y Hong Kong. Al tomar un crucero viaje de novios, algunos otros destinos asiáticos que querréis conocer son Tailandia, Vietnam, Singapur, Bali o Papua y Nueva Guinea. Cruceros de varias compañías hacen paso por estas hermosas islas.

Cruceros de luna de miel en el Caribe

Foto de Norbert Höldin en Pixabay

Por lo menos una vez en la vida, todas las parejas deberían tomar un crucero por el Caribe. Es la primera región del mundo que se viene a la mente cuando se habla de sol.

El mar Caribe es una enorme postal multinacional de arenas blancas y aguas turquesas, con los contrastes más sutiles que hacen de cada uno de sus destinos un paraíso especial. Sus gentes, la música, los colores y la comida marcan esa diferencia que te obliga a recorrer todos sus puertos y a conocer tanto las playas más turísticas como los pueblitos pesqueros más pequeños.

La primera parada son Las Bahamas. Un crucero usualmente hará una parada en el puerto de CocoCay o en el de la capital: Nassau. Si os váis de crucero de luna de miel a estas islas, encontraréis hoteles de lujo y casas coloniales en la misma cuadra, como decorado para sus extensas playas de arena blanca.

Hacia el sur, cerca de Venezuela, otra parada son las Antillas holandesas, destacando la más grande de todas: Curazao. El casco central de la isla es considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, pero es tan solo uno de sus atractivos. Además, en el día de paseo por Curazao podéis nadar con delfines, comer en restaurantes, visitar un acuario y hacer esnórquel en sus aguas cristalinas.

En México, el más grande de todos los países de Caribe, los cruceros suelen anclar en tres puertos: Costa Maya, Yucatán y Cozumel. En el primero de estos puertos conoceréis uno de los puntos turísticos más importantes del mundo: Cancún. Si prefieres dar un recorrido breve por algún destino más encantador, puedes recorrer Mahahual o las ruinas de Chacchoben.

Cruceros con todo incluido para una luna de miel

Los cruceros con todo incluido son aquellos en los que el pago del crucero incluye comidas, bebidas y acceso a áreas especiales del crucero, tales como spa y espectáculos de entretenimiento. Este servicio está pensado para responder a una preocupación de los turistas que no quieren encontrarse con que les falló el presupuesto, con que las comidas son muy caras o que necesitan comer en restaurantes de los puertos que visitan.

En caso de que tengáis planificado un crucero de luna de miel con un presupuesto limitado, esta es la mejor opción. Solo debéis subir al barco y relajaros por el tiempo que dure el viaje, sin tener que planificar cosas extra o temer a quedaros sin dinero a mitad de vuestras vacaciones.

Este tipo de servicios de crucero están disponibles para todos los destinos del planeta, con cruceros como los de Regent Seven Seas Cruises, de Pullmantur o de Royal Caribbean.