Luna de miel en Asia

Vivir vuestra luna de miel en Asia despertará vuestros sentidos. Es un destino exuberante y lleno de misticismo en el que os divertiréis, sorprenderéis y conoceréis mejor como pareja. Pero no olvidéis que es ¡GIGANTE!, así que aquí os dejamos nuestra selección con los mejores destinos del continente.


Una milenaria aventura. Asia, el gran continente, ¿buscáis una aventura exótica y multicultural entre el pasado y el futuro? Una luna de miel en Asia complacerá ese deseo.


Razones para pasar vuestra luna de miel en Asia:

  • Amaréis la cultura oriental: sus sabores, aromas, sonidos y paisajes llenos de majestuosidad y color, así como sus lugareños cercanos y siempre sonrientes.
  • Del cine a la realidad: te alegrará saber que los paisajes no son ficción y que puedes visitar esos lugares que viste plasmados muchas veces en el séptimo arte y, más recientemente, en las novelas coreanas. Podréis revivir esas románticas escenas conociendo.  
  • ¿Amor y deportes? si os gusta la adrenalina, en este viaje de novios a Asia podréis practicar senderismo, snorkel, trekking, buceo, kayak, entre otros.
  • Gastronomía local: os faltarán días para probar la extensa carta de los países asiáticos: excéntricos platos, exóticos ingredientes, postres modernos y comida tradicional. No olvidéis brindar con sake o cerveza artesanal. ¿os animáis a aprender a cocinar comida asiática? Lo podéis hacer en este viaje de novios en Asia.
  • Las estaciones: en cualquier época del año, Asia os sorprenderá con sus vivos colores, no importa si es primavera, verano, otoño o invierno, los paisajes, lugares y calles tendrán un hermoso color para deleitar la pupila.
  • Los múltiples Patrimonios de la UNESCO: podréis conocer varios de estos patrimonios concentrados en los países que visitaréis.

Consejos para vuestra luna de miel en Asia

  • Si queréis disfrutar de la mejor época para viajar a China os recomiendo la primavera o el otoño; jamás el invierno pues suele incluir fuertes nevadas y no podréis realizar muchas de las actividades.
  • La mayoría de los destinos gozan de clima tropical: llevad ropa cómoda y protector solar. No olvidéis el código de vestimenta en templos y lugares sagrados; siempre debéis llevar cubiertos vuestros hombros.
  • Respetad sus costumbres, y siempre agradecer y saludar.
  • Debéis revisar las vacunas que solicitan para cada destino, en especial ante enfermedades endémicas.
  • Necesitaréis un seguro de viaje con buena cobertura sanitaria, en especial porque a veces el estómago se resiente por tantos sabores e ingredientes desconocidos.

Disfruta de un descuento en tu seguro de viaje con Osvaisdeviaje. ¡Haz clic en la imagen!

Empezaremos esta gran aventura de amor, que es vuestro viaje de novios en Asia arribando a China, un lugar donde los monumentos milenarios compiten con la imponente naturaleza para haceros flipar. ¡Adentraos a descubrirle!

China

Los contrastes de este país, os enamorarán desde el primer día. Vuestra luna de miel en Asia puede empezar y acabar en China o podéis limitaros a algunos detalles para visitar también otros países.

Comenzamos con la milenaria Muralla China que atraviesa el norte del país de este a oeste, “hot spot” del turismo y una de las siete maravillas de mundo, ¿Podéis acaso pedirle más a un destino? Os recomendamos la opción de Mutianyu, una zona menos abarrotada y caótica, muy bien conservada y con una vista de los mejores paisajes.

¿Amantes del trekking? Os tenemos el súper plan: recorred Jinshanling y Simatai, dos sectores poco visitados en la muralla.

En Pekín o Beijing, la capital con más de tres milenios de historia, está la impactante Ciudad Prohibida, donde destacamos los guardianes del tejado, los leones chinos que veréis a lo largo de sus espacios y su armonía numérica, parte del legado imperial. Si el calor afecta el recorrido no os preocupéis… el reconocido Palacio de Verano, un hermoso y fresco jardín imperial es el refugio perfecto para refrescarse.

De los mayores recintos sagrados de China está El Templo del Cielo: merece mucho la pena vuestra visita, os sorprenderéis con la energía del lugar, podréis practicar tai chi y hasta puede que toméis unas divertidas clases de baile.

Gran Muralla de China. Foto de Stephanie Kroos.

¡Vamos que vamos! En vuestra luna de miel en Asia también podréis conocer Zhangjiajie, parque forestal nacional, considerado de los más bonitos en Asia, donde se grabaron algunas de las imágenes de la película AVATAR, montañas de más de mil metros de altura, en la que subiréis al ascensor al aire libre más alto del mundo, y sí aún tenéis ganas de experimentar, os espera el puente de cristal más largo del mundo.

¿Un poco de historia? Visitaréis ahora los Guerreros de Terracota en Xi’An, más de 8.000 figuras de soldados y caballos, todos distintos entre sí, que fueron encontrados por accidente, en la década de los setenta por un humilde granjero. Dicen que cada guerrero está lleno de pequeñísimos detalles, obras de arte en tamaño real.

Templo Shaolín, una de las escuelas más importantes para aprender artes marciales, destacando la gigantesca estatua que os recibe con un saludo de Kung Fu. Alí mismo con un poco de suerte podréis ver una demostración de los estudiantes del templo escuela.

Zhangjiajie. Foto de Le Zenits.

 Shangai: torres, museos, templos forman esta gran ciudad, centro financiero del país. ¿Infaltables? Debéis conocer; El Bund, Torre Perla Oriental, Shangai Tower, Yu Garden, Jade Buddha Temple, por favor no olvidéis disfrutar de un buen tour gastronómico y salidas nocturnas.

Chengdu: podréis conocer el impresionante Buda de Leshan, el buda de piedra más grande del mundo, con más de 70 metros de altura. Os invito a no abandonar esta ciudad sin que antes visitéis el Chengdu Research Base of Giant Panda Breeding, un centro de investigación y cría de pandas sin ánimo de lucro. Allí podréis ver de cerca a los tiernos ositos, especie en peligro de extinción.

Shangai. Foto de Lander Ugarte.

Hong Kong

Otra metrópolis tecnológica con un estilo de vida avanzada, gracias a su marcada influencia británica; ideal para formar parte de vuestra luna de miel en Asia. En Hong Kong, encontraréis vida nocturna, paseos urbanos y exquisita comida cantonesa.

¿Os gustan las compras? Podéis visitar Kowloon, con sus múltiples mercados e increíbles centros comerciales. ¡Sus calles nunca duermen! Y su gente es alegre y acelerada. No olvidéis incluir también el lugar con las mejores vistas de la bahía: el Tsim Sha Tsui. Visitad también, el Museo de Historia de Hong Kong para que conozcáis un poco más de la historia de la ciudad, ¿Un descanso? Visitad uno de los más grandes parques de la ciudad, el Parque de Kowloon.

Hong Kong. Foto de FuFu Wolf.
  • Os encantarán las atracciones en Disneyland y Ocean Park, un plan diferente para vuestra luna de miel en Asia.
  • Pico Victoria: Subiréis la montaña más alta de la ciudad, para que juntos disfrutéis de las impresionantes vistas que os regalara este punto turístico.
  • Otro placer que podréis disfrutar en pareja, es un paseo por las costas de Hong Kong, que incluya un crucero en el Puerto de Victoria, para darle el toque romántico al paseo.
  • El jardín de Nan Lian, un clásico jardín chino rodeado de colinas, fuentes de agua y una amplia variedad de flores.
  • Para tener buenas capturas del skyline, os invito a coger el Star Ferry. Un barco que cruza desde Kowloon hasta la isla de Hong Kong.
  • ¿Sois fanáticos del cine? podréis encontrar estatuas de Bruce Lee y hasta las huellas de Jackie Chan en la reconocida Avenida de las Estrellas.
  • Para que conozcáis el impresionante Gran Buda Tian Tian, os invito a coger el Teleférico Ngong Ping 360.
  • Ver el espectáculo de luces Symphony of Lights en la Avenue of Stars.

Taiwán

Parque Taroko en Taiwan. Foto de eugene_o.

Taiwán es una pequeña isla con aguas termales, paisajes acogedores y ciudades muy modernas. Os dejamos un recorrido express, que podéis considerar para vuestra luna de miel en Asia.

Comenzaréis con El parque Taroko, un cañón que acompaña el prístino río azul Liwu, una de las atracciones turísticas más conocidas en Taiwán. Naturaleza vibrante, hermosos senderos con vistas panorámicas, donde podréis sin prisas, tomar el sol y compartir un agradable momento conectados con la naturaleza.

Los Picos de Yushan: si sois amantes de la aventura, encontraréis en este destino un lugar especial para practicar senderismo. Símbolo espiritual de Taiwán, Yushan es un paisaje alpino que debéis incluir en vuestra lista de lugares a visitar.

Templo de Confucio en Hsinchu. Foto de Rutger van der Maar.

Y no olvidéis la Montaña Cabeza de León:  buen clima, paisajes hermosos, templos, tumbas y monasterios. Preparad las piernas, pues os toparéis con una enorme escalera con aproximadamente 5.000 escalones, os prometo que obtendréis recompensa con la impresionante vista en la cima.

Ya en Taipéi, haréis un breve recorrido por el Museo Nacional de Taiwán, el Palacio Presidencial de Taipéi y el Templo Bishan, conocido como el más grande de Taipéi.

Llegaréis hasta el pico Zhongyong, para obtener una espectacular vista de la ciudad, cruzaréis luego el majestuoso puente colgante Baishihu para terminar en el mercado local comprando artesanías, souvenirs y degustando las deliciosas comidas típicas de la zona.

Más cosas a tener en cuenta en una visita a Taiwán

  • Visitad los templos, os esperan el Templo de Tsu Shih y el Templo Longshan.
  • Una pasadilla por el auténtico Festival Internacional de Esculturas de Arena de Fulong cerca deuna de las mejores playas de Taiwán, donde además de deleitaros con sus colores, también podréis hacer senderismo o snorkel ¡Este destino os va a sorprender!
  • Os recomendamos visitar el flipante Miniatures Museum of Taiwan.
  • No olvidéis disfrutar de un paseo nocturno por el mercado Miaokou.

Camboya

Templo de las muejeres en Camboya. Foto de pululante.

Mágica y ancestral, la Camboya de los mil templos y las sonrisas amables os espera para sorprenderos con su encanto vibrante en vuestro viaje de novios en Asia, con los cálidos colores en los Templos de Angkor, reconocidos por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Podréis visitar también los templos de Angkor Wat y Angkor Thom y su gran cantidad de características pagodas. Al atardecer, podréis ver la puesta de sol en una de las playas más cristalinas de Asia, Sihanoukville.

Camboya es un secreto de Asia con mil opciones… Si queréis conocer más de este destino sin igual, que os encantará, os invitamos a revisar nuestro artículo Luna de miel en Camboya.

Corea del Sur

Corea del Sur. Foto de tomscoffin.

En una luna de miel en Asia, no podéis escapar de este destino… la cultura coreana se está difundiendo rápidamente por las redes; pero vivirla de cerca, conociendo su modernidad, su gente amable, sus “trends” disruptivos… tradición y modernidad con un “no-se-qué” que os hará sentir en casa… ni hablar de su gastronomía variada y riquísima.

Comenzad por Seúl, la bulliciosa y frenética capital de Corea del Sur, destacando el imponente y finamente decorado palacio de Gyeongbokgung. Seguid hasta el popular templo budista Jogyesa, ubicado en el corazón de la ciudad y rodeado de hermosas flores de loto. Datillo valioso: su altar es de los más sagrados para los coreanos budistas.

Debéis visitar también el Palacio Unhyeongung, el santuario confuciano Jongmyo, y dar también una pasadita porel palacio residencial de Changdeokgung; este último en el Barrio Bukchon, un barrio tradicional y muy refinado en la ciudad.

Y preparad vuestra tarjeta de crédito, porque enfiláis ahora hacia la zona comercial más famosa de la ciudad, el Myeong-dong, con múltiples locales de comida, tiendas y mucha gente… todo el color reunido en par de calles vibrantes.

Más lugares para descubrir Seúl:

Cheonggyecheon en Seúl. Foto de Carlos Felipe Pardo.

 Os recomendamos conocer el barrio de Gangnam, sí, el mismo del famosísimoGangnam Style, también famoso por su oferta en repostería coreana.

  • La Famosa torre N Seoul, donde disfrutaréis de las más lindas vistas de la ciudad, sobre todo al atardecer.
  • Si por algo es famosa Seúl, es por sus museos, destacando el Museo Nacional de Corea del Sur (National Museum of Korea), donde veréis una enorme exposición de la historia del país. Luego id al conocido War Memorial of Korea  monumento y museo memorial de la Guerra Civil.
  • Dentro de la ciudad y su caos, encontraréis un lugar lleno de calma: el Cheonggyecheon… un canal convertido en un lindo lugar para que paséis el rato, os hagáis fotos y disfrutéis del arte callejero y festivales de música.

Si sois amantes de los libros ¡STOP! Leedme, ¡No podéis salir de Seúl, sin antes recorrer sus increíbles librerías y bibliotecas! Os recomendamos la Arc.n.Book y también Starfield Library con estanterías ondulantes que llegan hasta el techo… y sí, en varios idiomas.

Damyang. Foto de emailer.

Cerca de Seúl está el Jardín de la Calma de la Mañana, un hermoso paraje símbolo de Corea del Sur, ¡Tiene 5.000 especies de plantas! Siempre ofrece al visitante eventos y algunos festivales ¡Os encantará!

Visitaréis de paso, Gapyeong: la conocida Petite France, un pueblito temático, con casas de colores que os dará un abreboca de lo que viene. Iréis a navegar el río Bukhan, para llegar a la Isla Nami, reconocida isla en forma de luna que os hará flipar, famosa por sus senderos bordeados por arboles con intensos colores: tonos rosas en primavera o amarillos, naranjas y rojos en el otoño.

También podréis conocer Busan y su Torre, con excelente panorámica de la ciudad y su puerto. Conoced Damyang, y su relajante Bosque de Bambú. Si os sobra un poco de tiempo, visitad Gamcheon Culture Village, un barrio de estrechas callejuelas lleno de arte y mucho entretenimiento.

Corea del Sur cuenta con muchos destinos turísticos y culturales, gastronomía, tecnología, jardines, naturaleza impresionante, que os espera de brazos abiertos para vivir días románticos en vuestro viaje de novios en Asia. No olvidéis unirte a la fiebre mundial del K-POP y sentirte todo un K-poper, de seguro valdrá la pena, os engancharéis rápido.

Japón

Japón. Foto de Herry Lawford.

Cultura, tecnología, manga y tradición os esperan en este destino infaltable en vuestro viaje de novios en Asia, ¡Os cautivará! El país del sol naciente, con sus paisajes llenos de color según la temporada del año, sus tradiciones milenarias en Kioto o Tokio y su avasallante tecnología… iréis de un lugar a otro con la rapidez del famoso tren bala, para luego descubrir de cerca el encanto de las geishas.

Para conocer más de este increíble destino os invitamos a revisar nuestro artículo, Luna de miel en Japón con buenas recomendaciones para entender más de su cultura, probar su gastronomía, brindar con un sake mientas os juráis amor eterno; disfrutando la floración de los cerezos y viviendo la magia del gigantesco Monte Fuji.

Vietnam

Vietnam. Foto de Mussi Katz.

Un plan lleno, llenísimo de aventura… en vuestra luna de miel en Asia, Vietnam no lo podéis dejar afuera. Paisajes impresionantes, gastronomía y cultura asombrosa. Lo más destacable: si anheláis un recorrido espiritual, las religiones como el cristianismo, el hinduismo, el budismo o el islamismo, están impregnadas en su cultura, haciendo de este un destino multiplural.

Empezaréis por visitar Hanoi, la capital del país, con una curiosidad que seguro os sorprenderá: cada calle está ordenada por los oficios que realizan sus habitantes, ¡Wow!

Podréis visitar la Catedral de San José de Hanoi o ir al mercado de Dong Xuan, conocer el templo Ngoc Son, o la Pagoda de un Pilar. Os recomendamos la Bahía de Halong, el lugar más atractivo y famoso de Vietnam, declarada Patrimonio de la Unesco: son miles de islotes flotando sobre las aguas. Allí podréis, entre tantas otras cosas, practicar deportes como trekking o Kayak.

Luego os dirigiréis a Hoi An, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, donde podéis visitad su Museo de Cultura e Historia y el Templo de Quan Cong. Seguiréis la ruta hasta llegar a Hue Hue y su Muelle de Toa Kham, para coger un barco que os acercará a la Pagoda Thien Mu, símbolo de la ciudad de Hue.

Otros planes para disfrutar en Vietnam:

Mui ne. Foto de Everjean.
  • Os recomendamos Ho Chin Min, para conocer la Pagoda del Emperador de Jade, el antiguo Palacio Presidencial, el viejo Teatro de la Ópera y el Edificio Colonial de Correos. A tener en cuenta que es la segunda ciudad de Vietnam y ofrece mucha historia y cultura.
  • Un paseíllo por el famoso río Mekong para conocer el pueblo de pescadores y consumir gastronomía local.
  • ¿Una aventura extra? ¿Qué os parece bucear en las islas de Nha Trang? arrecifes y fauna para no olvidar ¿Os atrevéis?
  • No olvidéis conocer sus playas de aguas turquesas en las islas más famosas: isla Mong Tay, isla Gam Ghi, isla May Rut…. Podréis practicar snorkel, tomar el sol y hasta pescar de manera tradicional.
  • Mui ne, las dunas de arena a las que llaman también el ‘Sahara de Vietnam’ os espera.
  • No dejéis de degustar una po bun bo hue, la tradicional sopa con fideos.
  • Conoced Sapa, un destino para estar en contacto con la naturaleza: arrozales por donde miréis y montañas verdes en degradé os dejarán asombrados.

Tailandia

¿Os gustarían playas tropicales, ruinas antiguas y figuras de Buda para vuestra luna de miel en Asia? Sin duda, Tailandia es un destino excelente para visitar en un viaje de novios. Os ofrece aventura sin fin, relajación y mucho azul.

¡El país de las sonrisas os espera! Leed con atención, empezaréis por Bangkok, la capital, donde os espera el mercado flotante de Damnoen Saduak. Iréis ahora a las famosas ruinas de Ayutthaya, para continuar luego con El Buda Dorado, el mismo que se encuentra en Chinatown; un gigante de oro compacto, ¡El más grande del mundo!

También podréis visitar el Buda Esmeralda o el Buda Reclinado ¡Colosales! Seguiréis la ruta hacia el Gran Palacio de Bangkok y algunos de los templos tailandeses icónicos.

Enfilad ahora hacia las impactantes ruinas de Ayutthaya, ¡A por ellas! Son un conjunto arqueológico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Allí recorreréis el templo Wat Mahathat, y podréis ver de cerca las restauradas esculturas budistas. Seguiréis después hasta los templos Chai Wattanaram y Wat Pra Sri Sanphet famosos por sus altos pináculos para finalizar en el sagrado monasterio de Wat Yai Chai Mongkol.

Mercado flotante de Damnoen Saduak en Tailandia. Foto de Raghavan Prabhu.

En marcha, ahora iréis hasta el Chiang Rai, la llamada tierra de elefantes, con sus famosas y recomendadas aguas termales, para recargar energías. Un buen plan es conocer el Templo Blanco. ¿Sabéis qué sus figuras representan la llegada al cielo? Ahora iréis hasta el Big Buda o a un paseo por la Diosa de la Misericordia. No podéis dejar por fuera el imponente edificio barroco, conocido como Templo Azul ¿Recordáis cuando os dije que en este país era muy común deleitarse con el color azul? ¡No os arrepentiréis!

Luego de tanta historia y espiritualidad, es el turno de deleitar la pupila con los azules del mar en todas sus tonalidades, que hacen juego con la finísima y blanca arena, si en vuestro viaje de novios en Asia anheláis clima tropical y mucho mar, las islas de Tailandia os engancharan desde el primer momento.

Phuket. Foto de Mussi Katz.

En Phuket, podréis visitar Krabi y también la famosa isla de James Bond. Mientras disfrutáis del sol, podéis planear la visita a la Cueva de los Monos, que se encuentra dentro del templo budista Suwan Kuha. Si os gustan los elefantes, no olvidéis visitar el Jungle Elephant Santuary, los tendréis realmente cera. En Krabi también podréis practicar snorkel nocturno y disfrutar del plancton fluorescente, ¿Maravilloso no?

Os invitamos también al lago Cheow Lan, en el Parque Nacional de Khao Sok ¿Estáis preparaos para un hermoso paisaje? Pues es parte de lo que obtendréis en esta visita. La isla Phi Phi, la mismísima que Leonardo Di Caprio dio a conocer en la película La Playa, os espera para practicar buceo y pasear en una tradicional barca hasta el atardecer. No dejéis por fuera Koh Samui reconocida por sus cervezas, el snorkel y el buceo. Para finalizar el día, si buscáis marcha de la buena, os recomendamos la Playa de Chaweng.

Más datos para disfrutar Tailandia

  • Podéis tomar un corto curso de gastronomía en pareja, que además de ser muy populares, os harán compartir un momento único. Dato extra: Estos cursos son muy baratos.
  • Prometed que visitaréis los variados mercadillos artesanales y chiringuitos.
  • Regalaos por favor un masaje Tai… los mejores del planeta.
  • Montad en tuk tuk ¡Os encantara!
Khao Sok. Foto de Kent Wang.

Malasia

Malasia es una sola palabra: multicultural.

Comenzaréis a descubrirlo en su capital, la tranquila y ordenada Kuala Lumpur, llena de contrastes en todos los sentidos, donde sus habitantes conviven unidos y en armonía absoluta. Podréis recorred con calma las calles del Chinatown, luego visitad la Mezquita Nacional de Malasia y, faltaba más, conocer las Torres Petronas, símbolo de la misma y las torres gemelas más altas del mundo. Luego visitaréis el santuario Hindú Batu Caves, cuevas cercanas al centro de la ciudad.

Este destino es muy completo y os regalara una luna de miel en Asia inolvidable. Os recomendamos conocer Taman Negara, la selva más antigua del mundo, ubicada cerca del pequeño pueblo de Kuala Tahan, ¿Más aventura? la red de puentes colgantes con más de 40 metros de altura, conocidos como Canopy Walk.

Kuala Lumpur. Foto de Dennis Sylvester Hurd.

Seguiréis a Melaka, bonita ciudad cerca de la capital, que alberga múltiples templos chinos, mezquitas, iglesias y un toque de Europa: La Puerta de Santiago: fortaleza construida por los portugueses, así como La Plaza Holandesa, icono de la ciudad. Por algo Melaka fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

En Sipadan podréisobservar la fauna marina más diversa del continente, aprender a bucear con profesionales y disfrutar de mucho verde y azul alrededor.

Más lugares en Malasia para descubrir

Orangután en Borneo. Foto de Alistair Kitchen.
  • Visitad Borneo, para convivir de cerca con los orangutanes y su entorno, en el Parque Nacional de Bako, el más antiguo de la región.
  • ¿Playas desiertas y privadas? En las islas Perhentian, el paraíso en la tierra, peces de muchos colores te esperan en este lugar.
  • Y si contáis con varios días, incluid en vuestro periplo estos otros planes: las plantaciones de té de Cameron Highlands y El Mossy Forest, un bosque que podréis recorrer haciendo senderismo.
  • Para darle gusto al estómago, recorred la zona de casitas del centro histórico de George Town, con la mejor gastronomía malaya.

Un destino extra, el Tíbet

Templo de Jokhang. Foto de Gary Todd.

No os queríamos despedir sin antes recomendaros el techo del mundo. No es necesario llegar a los 8K para disfrutar las Aguas termales Yangbajing y también para explorar el Palacio de Potala, el símbolo del Tíbet.

Recorred también El templo de Jokhang, el más sagrado del pueblo tibetano y parad a conocer su primer monasterio, donde nació el budismo tibetano, el Monasterio de Samye.

¿Lo más memorable?

Los monjes con sus tradicionales túnicas rojas, participando en debates o ruedas de oración.

Filipinas

El Nido, FIlipinas. Foto de Foto de Jose Nicdao.

Filipinas es un destino de luna de miel verdaderamente mágico y diverso que ofrece a las parejas una experiencia inolvidable. Con su impresionante belleza natural, playas de arena blanca como la de Boracay, aguas cristalinas ideales para bucear y una rica vida marina, Filipinas es un paraíso tropical.

Además de sus encantadoras playas, el país cuenta con una cultura vibrante y una historia fascinante que se refleja en sus ciudades como Manila, con sus iglesias coloniales y la ciudad amurallada de Intramuros.

Filipinas es un lugar para la aventura, ideal si sois amantes de la adrenalina. No os perdáis playas como las de El Nido, Boracay, Camiguin y Surigao. Imagina subir juntos al volcán activo de Bicol, una experiencia para recordar toda la vida. Para rematar, podéis bucear en algunos de los arrecifes de coral más pintorescos del mundo.

También puedes explorar las terrazas de arroz de Banaue o relajarte en los paisajes montañosos de Baguio. Filipinas ofrece una amplia gama de opciones culinarias y experiencias culturales para enriquecer aún más tu luna de miel. Es un destino romántico que te permitirá crear recuerdos duraderos juntos.

  • Cosas qué hacer en Filipinas
  • Hacer Island Hopping, un recorrido en barcas tradicionales de isla en isla.
  • Alquilar una motocicleta y salir a recorrer juntos los paisajes filipinos.
  • Contemplar y fotografiar cascadas.
  • Hacer snórkel y observar peces payaso.
  • Nadar con tiburones ballena.

Sri Lanka

Sri Lanka. Foto de Rod Waddington.

Si queréis vivir la experiencia del sudeste asiático, lejos de las aglomeraciones de las grandes ciudades, Sri Lanka os espera con todo su encanto. Se trata de un país espiritual, regado de ruinas, templos y monumentos sorprendentes. Además del turismo cultural, podréis nadar en algunas de las playas paradisíacas más hermosas del mundo.

Sri Lanka es uno de los destinos más diversos para vuestra luna de miel, pudiendo pasar en un santiamén de un templo milenario a una hermosa playa, pasando por ciudades coloridas y selvas exuberantes. Lo mejor es que su territorio es pequeño, por lo que se puede recorrer en poco tiempo y conocer sus principales atractivos.

La mejor época para que visitéis Sri Lanka en vuestra luna de miel es entre los meses de octubre y abril. Entre mayo y agosto, la isla es afectada por el monzón Yala, que provoca abundantes precipitaciones en la zona más turística del país.

Cosas qué hacer en Sri Lanka

  • Hacer un divertido safari de elefantes.
  • Subir juntos a Sigiriya, un majestuoso yacimiento arqueológico.
  • Caminar por una plantación de té.
  • Tomar una ruta por templos de las diferentes religiones que se profesan en Sri Lanka.

Indonesia

Indonesia. Foto de csm2mk RTW.

Si un destino asiático rebosa de encanto para los recién casados, este es Indonesia, el archipiélago más grande del mundo. Ubicado entre los océanos Pacífico e Índico, tiene más de 17.000 islas, ¡increíble! Pero, ¿por dónde podéis empezar?

Bali, conocida como la isla de los dioses, es uno de los destinos más encantadores de Indonesia. Goza de una cultura muy rica, pero os encantará su clima, siempre cálido y soleado, ideal para estar todo el día en la playa. Si sois amantes de la naturaleza, debéis conocer Sumatra, una isla con gran biodiversidad y selvas densas, en dónde podréis observar orangutanes.

Si queréis iros de retiro romántico, el destino indonesio ideal son las Islas Gili, un conjunto de islas vírgenes, con aguas cristalinas y playas tranquilas. Allí encontraréis pequeños resorts, en forma de cabañas, que distan de los grandes alojamientos de lujo. No dejéis de tomar un paseo a caballo en los coches “cidomo”.

Cosas qué hacer en Indonesia

  • Hacer snórkel con tortugas marinas.
  • Visitar la fantástica ciudad de Yogyakarta.
  • Visitar templos ancestrales.
  • Practicar yoga en Bali.
  • Recorrer el Parque Nacional de Piaynemo.

India

India. Foto de Pilar Sáenz.

El solo nombre de la India hace pensar de inmediato en una nación infinita y exótica. Este colorido subcontinente os espera con sus suntuosos palacios, con sus ropajes policromáticos y con su peculiar gastronomía. La mejor época del año para visitar la India son los meses que comprenden entre noviembre y febrero, cuando no hay monzón ni el calor sofocante de la temporada seca.

Uno de los principales puntos de interés en la India es su capital: Nueva Delhi. Las calles de la ciudad son muy bulliciosas para paseos románticos, pero se compensa con los hermosos lugares que alberga, como el Templo de Birla, el Templo Sikh y el Minarete de Qtub Minar. No os vayáis de la ciudad sin tomaros una foto en la Puerta de la India.

Si de romance se trata, tenéis que conocer el monumento al amor más hermoso e importante del mundo. El Taj Mahal es el edificio secular más importante del Islam, un gran mausoleo de mármol blanco, levantado en honor de la esposa preferida del emperador mongol Shah Jahan.

Cosas qué hacer en la India

  • Hacer safari en un parque nacional.
  • Nadar en las playas de Goa.
  • Pasear en lancha en Kerala.
  • Senderismo en el Himalaya.

Maldivas

Maldivas. Foto de Ana Paula.

Para una luna de miel en Asia, el archipiélago de las Maldivas probablemente sea lo más parecido al parecido. No por nada es uno de los destinos en tendencia para recién casados, con sus playas de arena blanca y sus resorts de lujo con vista al mar.

Como podréis imaginar, una visita a las Maldivas tiene que incluir playas, pero es mucho más que paseos románticos y chapuzones. Los deportes acuáticos encuentran lugar en este archipiélago paradisíaco, al igual que los recorridos en hidroavión, el snórkel y el surf.

Si pensáis en un destino aislado y pacífico, las Maldivas ofrecen más de un paraje perfecto para vosotros. Algunos paquetes vacacionales incluyen excursiones a varias de sus 1000 islas desiertas. Además, los alojamientos que encontraréis durante vuestra luna de miel en este archipiélago están pensados para brindar privacidad a los turistas, algo perfecto para esas primeras noches de recién casados en el paraíso.

Qué hacer en las Maldivas

  • Visitar una mezquita en la capital.
  • Conocer el mercado de pescado de Malé.
  • Presenciar el festival bioluminiscente de Vaadhoo.

Singapur

Singapur. Foto de GillyBerlin.

La ciudad de los leones, Singapur, es uno de los destinos más interesantes para los recién casados. Fundado en el siglo XIII por un príncipe malayo y pasando por el dominio de varias naciones, es un estado rico en influencias culturales, lo que podréis ver en su gastronomía, arquitectura y costumbres. Esta es parte de la experiencia única que significa ir de vacaciones a Singapur.

En comparación con otras ciudades de la región, Singapur ofrece tanto sus maravillas naturales como un ambiente urbano moderno y desarrollado. Lo que se traduce en que disfrutaréis de servicios de primera calidad en cualquier lugar en donde estéis, y no tan solo en las zonas de turismo masivo.

Singapur es reconocido mundialmente por su gastronomía, por lo que podréis compartir varias veladas románticas fuera de serie. En la ciudad encontraréis restaurantes exclusivos, de alta cocina, otros más underground y puestos de comida callejera, por lo que viviréis varias escalas de la experiencia culinaria singapurense.

Qué hacer en Singapur

  • Hacer turismo urbano en Gardens by the Bay.
  • Comer Merlion.
  • Visitar los Jardines Botánicos de Singapur.

Dubai

Dubai. Foto de Enrico Strocchi.

Si sois de esos recién casados que aman el lujo y las ciudades agitadas, en una luna de miel en Asia, no puede faltar Dubai. Más allá de la magia de las mil y una noches, esta hermosa ciudad Árabe es una verdadera metrópolis urbana, con hoteles de 5 estrellas, rascacielos y tiendas de diseñador.

En Dubai veréis el edificio más grande del mundo, el Burj Khalifa, con sus 828 metros de altura. Al subir a su último piso, tomaréis el ascensor más rápido del mundo y podréis presenciar una vista panorámica del Golfo Pérsico que pocas personas en el planeta han disfrutado.

Además, si de lujos se trata, en Dubai se encuentra el hotel más exclusivo del mundo y el único con una valoración de 7 estrellas: Burj Al Arab. Ubicado sobre una isla artificial privada, es perfecto para una estadía de luna de miel inolvidable, con su espectacular Sky Bar y su restaurante subacuático.

Qué hacer en Dubai

  • Ir de safari al desierto.
  • Recorrer el gran jardín natural Miracle Garden.
  • Compran en The Dubai Mall, con sus 1200 tiendas.

Turquía

Turquía. Foto de Hyeong Seok Kim.

De pie en medio de dos continentes, Turquía es una nación con mucha historia, entre guerras, migraciones e imperios. Si os gustan los contrastes y los destinos repletos de riqueza cultural, no podéis dejar de visitar este país mediterráneo.

Con un pie en Europa y el cuerpo en Asia, es un país que deja apreciar la riqueza de ambos lados. Es uno de los destinos en boga entre las parejas de recién casados, gracias a la modernidad de su capital y los grandes monumentos que narran la historia de Turquía en sus diferentes etapas.

En definitiva, la joya de Turquía es Estambul, su capital. No podéis iros sin conocer la Basílica de Santa Sofía, una antigua basílica cristiana que fue reconvertida en una iglesia ortodoxa y, posteriormente, en una mezquita. Otras ciudades que no podéis dejar de visitar en Turquía son Bodrum, Pammukkale y Éfeso.

Qué hacer en Turquía

  • Visitar la Mezquita Sultanahmed Camii.
  • Volar en Globo en Capadocia.
  • Recorrer la ciudad subterránea de Derinkuyu.

Omán

Oman. Foto de edward stojakovic.

En la península arábiga encontraréis un destino poco convencional para una luna de miel en Asia: Omán. Imaginad un desierto interminable, una larga costa de cara al océano Índico y un reguero de oasis salidos de las Mil y una noches; eso es tan solo una porción de lo que encontraréis en el país árabe.

Ignorado por el turismo de masas hasta hace algunos años, Omán tiene todo lo que necesitáis para una luna de miel cargada de aventura y de misterio. Si queréis conocer esta cara profunda del país, tenéis que empezar por Nizwa, la capital del antiguo imperio marítimo de Zanzíbar. Tampoco dejéis de visitar y de tomaros fotos en Bahla, en donde conoceréis un castillo medieval espectacular, considerado Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Si, en medio de este maravilloso recorrido por un país mágico, queréis pasar tiempo en una ciudad moderna, podéis quedaros una noche en Mascate. La capital de Omán es una urbe tranquila, aunque próspera y desarrollada. También sirve como el inicio de la aventura, ya que es el punto de partida ideal para conocer las playas, desiertos, montañas y monumentos de Omán.  

Qué hacer en Omán

  • Conocer la Mezquita del Gran Sultán.
  • Visitar el místico Wadi Shab.
  • Caminar por las arenas de Wahiba.
  • Comprar en el Zoco de Mutrah.

Como veis una luna de miel en Asia os regalará momentos románticos y memorables… no en vano el amor es la aventura más atrevida del ser humano. Esperamos que vuestro viaje de novios a Asia supere ¡por mucho! vuestros sueños más anhelados con su naturaleza mística, conexión espiritual y vida moderna.

Y si todavía no estáis del todo decididos, os invitamos a conocer nuestros posts sobre otros destinos encantadores para lunas de miel:

Laos

Laos. Foto de Jérémi Joslin.

Siendo una joya en la selva, vuestra luna de miel en Laos estará cargada de adrenalina y del temor maravilloso causado por la magnífica jungla tropical. De una belleza exuberante, las riquezas naturales de este estado del sudeste asiático le convierten en un verdadero paraíso en la tierra.

Laos ofrece una posibilidad muy interesante, la de sumergiros en paisajes casi vírgenes y explorar este fantástico país con el amor de vuestra vida. Además, también goza de ofertas turísticas de primer nivel, con suites cómodas, cenas románticas y sesiones de spa.

Si queréis una luna de miel en Asia inolvidable, Laos ofrece la posibilidad de acompañar este momento tan importante con recuerdos de un lugar casi surrealista, con paisajes preciosos y monumentos budistas enmarcados por la selva y el río Mekong. Algunos de los santuarios que podréis conocer en Laos son el Vat Visoun, el That Makmo, el Vat Aham y el Wat Mai.

Qué hacer en Laos

  • Ver y fotografiar las cataratas Kuang Si.
  • Pasar el rato en las cafeterías de estampa francesa.
  • Nadar en el Mekong.
  • Surcar el río subterráneo de Kong Lor.

Bali

Bali. Foto de Sean Hamlin

Bali ofrece playas, selvas tropicales, montañas, volcanes, lagos y cascadas. Además, la isla está llena de templos y arrozales que son verdaderas obras de arte.

Es un destino que mantiene vivas sus tradiciones locales junto con el hinduismo, creando un sincretismo cultural fascinante. Estas costumbres forman parte de la vida cotidiana y podréis experimentarlas en vuestra visita.

Alberga templos icónicos como el de Uluwatu, situado al borde de un acantilado, y otros como Gunung Kawi, Tirta Empul y Tanah Lot, todos ellos ejemplares de la arquitectura balinesa.

La isla cuenta con algunas de las mejores playas del sudeste asiático, como Nyang, Gunung y Pandawa, donde podréis disfrutar de arenas blancas y aguas turquesa en un entorno tranquilo y apartado de los turistas.

La mejor época para visitar Bali es durante la estación seca, de abril a octubre. Durante este período, las precipitaciones son escasas y el clima es ideal para disfrutar de la playa y las actividades al aire libre. Viajar en septiembre puede ser una buena opción para evitar las multitudes y aprovechar precios más bajos que en los meses pico de julio y agosto.

Luna de miel en Bali