Luna de miel en Estados Unidos

Si vais a cruzar el charco para vivir una fantástica luna de miel en Estados Unidos, la primera pregunta a la que os vais a enfrentar es: ¿Costa Este o Costa Oeste? Aquí os hablamos de ambas para que podáis tomar una decisión más informada


Ambas costas son maravillosas, si bien la costa Este tiene la ventaja de la mayor cercanía para la mayoría de nosotros, lo que hace el vuelo algo más cómodo.


Destinos en la costa Este para vuestra luna de miel en Estados Unidos

Un viaje de novios en la Costa Este de Estados unidos os ofrece la vista de rascacielos y la marcha nocturna de las grandes ciudades, combinado con buenas dosis de historia y hermosos parajes naturales ¡y todo cerca gracias a la excelente conectividad! Así que sin más dilación, os proponemos los lugares para ir de luna de miel en Estados Unidos más interesantes.

New York

Definitivamente ir a La Gran Manzana es algo que debe hacerse al emnos una vez en la vida y una luna de miel en Estados Unidos es una excusa perfecta. Más allá de la Estatua de la Libertad, Central Park, el Empire State y Brooklyn, os invitamos a revisar nuestra página sobre una Luna de Miel en Nueva York donde encontraréis recomendaciones y tours indispensables.

Gran Miami

Miami y sus alrededores, marcha legendaria, playas, compras y diversión garantizada. En las cercanías destacan como imperdibles Palm Beach y los cayos de Key West. En nuestra nota de Lunas de Miel en Playas te contamos más detalles sobre estos hot spots a considerar en Miami.

Orlando y los parques temáticos

Y de paso, acercaos a Orlando, que os ofrece toda la aventura de los parques temáticos. Visitad nuestras notas sobre una luna de miel en Disney para que podáis elaborar un plan pormenorizado.

Miami. Foto de Mack Male.

Boston

Una parada en Boston para disfrutar de su arquitectura europea y aires de academia; recordando que muy cerca están el famoso MIT y la Universidad Harvard. El Freedom Trail es un recorrido muy recomendable que permite visitar los puntos más relevantes de la ciudad, como el parque Boston Common, la Old State House y el Cementerio de Granady. Otros imperdibles de la ciudad: el estanque central lleno de sauces, el South End con sus hermosas casas victorianas, el Beacon Hill lleno de callejuelas, el Mercado SoWA, y para cerrar con broche de oro: el Quincy Market, muy cerca del famoso puerto marítimo, donde podréis comer la langosta.

Filadelfia

Esta ciudad de Pensilvania que os ofrece grandes dosis de historia para que a la vuelta de vuesta luna de miel en Estados Unidos seais unos expertos sobre el país.

No dejéis de conocer la famosa campana de la libertad, ícono de la abolición de la esclavitud;  así como recorrer el Liberty Bell Center y, por supuesto, el Independence Hall, donde se firmó la Declaración de Independencia.

Luego, un paseo relajado para conocer el Downtown con foto obligada en cualquier viaje de novios con la escultura LOVE. En el Fairmouth Park, podréis descansar un rato disfrutando de la naturaleza. Luego podréis pasar por el Museo de Arte y aprovechar para haceros una selfie con la estatua de Rocky Balboa.

Nueva Orleans

Nada como las veladas de jazz en alguno de los míticos clubes de Nueva Orleans; luego de disfrutar una cena cajún en los restaurantes de alguno de los barrios históricos de la ciudad. ¿Queréis un plan todavía más memorable? Un crucero al anochecer por el río Mississippi, con cena a la luz de las velas y con jazz de fondo.

Washington D.C

La hermosísima capital de los EEUU es una ciudad SIN rascacielos, pero cargada de historia.

No podéis dejar de visitar:

  • el obelisco,
  • el Lincoln Memorial,
  • el edificio Thomas Jefferson de la Biblioteca del Congreso,
  • el Instituto Smithsonian con sus museos,
  • el Cementerio de Arlington
  • el barrio de Capitol Hill y por supuesto
  • el Capitolio

Cuando os canséis de tanta historia podéis enfilar al Museo Nacional del Aire y del Espacio ¡una pasada! Os recomendamos mínimo dos días en esta increíble ciudad.

La mejor opción es hacer un buen recorrido en el bus turístico. No dejéis de dar un buen paseo por sus grandes avenidas y parques, y para el atardecer dar un paseo por la ribera del río Potomac.

Washington D.C. Foto de U.S. Department of Agriculture.

Las cataratas del Niágara, perfectas para una luna de miel en Estados Unidos

Desde Boston o Nueva York podéis enfilad al norte para conocer este portento natural que consta de dos cataratas: la Bridal Veil Falls (Velo de la Novia), y la Horseshoe Falls (la Herradura).

Si podéis, cruzad incluso para verlas desde el lado de Canadá, que es muy hermoso (no dejéis de portar vuestros pasaportes). Imperdibles: la vista desde “abajo” en la base construida al pie de Bridal Veil y tomad el paseo en bote para disfrutar la mágica llovizna de la catarata Horseshoe.

  • Os recomendamos pernoctar allí, para disfrutar una cena con vistas al hermoso espectáculo de luces que se despliega en la noche.
  • Si no viajáis cortos de plata, nada como un paseo en helicóptero por el remolino de Niágara (Whirlpool Rapids) y por las American Falls y considerad una visita a los hermosos viñedos de Finger Lakes.
Cataratas del Niágara. Foto de LUIS ANGEL CAMARGO.

Lugares en la costa oeste para una luna de miel en EEUU

Podréis llegar en avión o aventuraros a un viaje en coche por las interminables carreteras de los EEUU al puro estilo road movie. La costa oeste ofrece lugares mágicos para vuestra luna de miel en Estados Unidos.

Los Ángeles

En encanto de esta ciudad es sobrecogedor, no tenemos otra palabra. Su estampa magnífica, rodeada de Pacífico por un lado y de hermosas montañas por el otro. Su gente mágica, crisol étnico en el pacífico para oriente y occidente, siendo puerta americana a la inmigración asiática.

  • Recorred las calles más famosas, como Hollywood Boulevard, Melsore y Sunset Strip. Sea para comprar o solo para soñar, una pasada por Rodeo Drive os permitirá apreciar las mejores boutiques de moda
  • Por supuesto, aprovechad esta visita a Los Ángeles para visitar los Estudios Universal y los parques temáticos de Disney.
  • Es imperdible pasar un día en alguna de sus famosas playas, llenas de surf y de diosas rubias oxigenadas en minúsculos bikinis (disculpen chicas, pero es parte del tour). Debéis pasear por Venice Boardwalk, para fotografiaros con los diversos artesanos, acróbatas, skaters y malabaristas que pululan por el paseo. Pasead igualmente por el pintoresco muelle de Santa Mónica, donde os tenéis que hacer una foto en la caseta de BayWatch, de la serie Vigilantes de la Playa.  No dejéis fuera a Malibu para un segundo -o tercer- día de playa.
  • Hollywood os espera con su famoso letrero aéreo, y nada como empezar con un buen paseo por el Hollywood Boulevard, para luego pasar por Teatro Chino y conocer los famosos autógrafos en la acera. Debéis recorrer el paseo de la fama y haceros una selfie delante del Dolby Theater, hogar de la entrega de los Oscars.
  • Incluid en vuestro itinerario un recorrido por las mansiones de las estrellas en la muy glamorosa Beverly Hills, con sus icónicas palmeras y tiendas de alta costura. Vale la pena visitar también Hollywood Hills y, por supuesto, Bel Air.
  • Un plan muy lindo, y cerca de los ángeles es una visita al pequeño pueblo Oatman es casi indispensable, lleno de burros salvajes, con todo el encanto de los pueblos mineros de antaño.
Los Ángeles. Foto de Sergei Gussev.

San Francisco, un destino emblemático para una luna de miel en Estados Unidos

Esta romántica ciudad, con sus cimas y cuestas es el segundo destino obligado de la costa Oeste de Estados Unidos para el viaje de novios. No dejéis de tomar el cable car por la calle Nob Hill, visitar la Misión Dolores, lugar donde se fundó la ciudad.

Por supuesto, debéis pasar por el icónico puente Golden Gate, pasar por el Centro Cívico y la Casa de la Ópera y ¡cómo no! recorrer Sillicon Valey.

Otros planes para considerar en vuestra luna de miel en San Francisco:

  • Tomad un tour a la prisión Alcatraz, la misma de la famosa película, donde estuvieron recluidos prisioneros como Al Capone y George Kelly.
  • Recorred igualmente la calle de casas victorianas, conocidas como The Painted Ladies, salidas de una postal, el pintoresco Mission District así como la divertidísima y serpenteante Lombard Street, la calle más famosa de la ciudad.
San Francisco. Foto de Bernard Spragg. NZ.
Puente de San Francisco. Foto de Valentin Stanciu.
  • Haceros hermosas fotos desde las colinas de Twin Peaks, con la ciudad de fondo.
  • Si queréis marcha y comida deliciosa, vuestro destino os lleva a Fisherman’s Wharf, el antiguo puerto de San Francisco repleto de restaurantes de estilo y bulliciosos bares…
  • San Francisco cuenta con la mayor comunidad china fuera de Asia, así que no dejéis de cenar en alguno de los restaurantes típicos de Chinatown.
  • Luego de tanto ajetreo, parad al menos medio día en la hermosa Baker Beach, la playa más famosa de la ciudad.  Otros planes naturales para descansar: el Jardín Japonés y el Jardín Botánico, en el Golden Gate Park, y para desperezaros pasad a apreciar todo el pintoresco del barrio hippie cercano.

Las Vegas

La ciudad que nunca duerme, la capital mundial del entretenimiento… podéis disfrutarla tanto de noche como de día.

Para la noche, os recomendamos:

  • Un tour nocturno por los más emblemáticos casinos: Bellagio, Venetian, MGM Grand
  • Especialmente frente al casino Bellagio, disfrutar del espectáculo de la fuente.
  • Subir a la Torre Stratosphere para admirar las portentosas luces de la ciudad y disfrutar de sus atracciones a más de 350 metros de altura.
  • Asistir a alguno de sus famosos espectáculos, especialmente al alguno del Cirque de Soleil.
  • Subir a la noria High Roller

Para el día podéis considerar:

  • Dormir, sí, porque las noches son intensas
  • Haceros un romántico tratamiento de spa en vuestro hotel
  • Un refrescante recorrido por Freemont Street, en pleno Downtown admirando su techo LED aéreo, con parada para almorzar.
  • Por cierto, allí mismo en el Downtown podréis volveros a casar en alguna de las capillas
  • Un paseo romántico en góndola, en el canal que simula Venecia
  • Recorrer el Grand Canyon cercano en un paseo en helicóptero, disfrutando de las vistas del Lago Mead y Presa Hoover
  • Tiraos al vacío -amarrados con cuerdas elásticas- o disfrutar de vueltas vertiginosas en alguna de las montañas rusas
  • Gastaros todo el dinero de vuestra luna de miel en las tragamonedas, ¡ja! Broma.
  • Si añoráis Europa, podéis comer en el Buffet libre del Hotel París, por unos 25$, repitiendo cuantas veces queráis.
Las Vegas. Mathieu Lebreton.

Naturaleza y los Grandes Parques nacionales

La Costa Oeste os regala hermosos y muy preservados parques naturales. Os recomendamos al menos una semana para conocer estas bellezas naturales, por sí solas dignas de un viaje de luna de miel natural en Estados Unidos.

  • Yosemite, en California, os espera con su impresionante naturaleza, con valles, saltos de agua, glaciares, cañones e imponentes paredes de granito. La mejor temporada es primavera-verano, para apreciar su verdor en plenitud y no sufrir los rigores de las nevadas. Sitios de interés: el lago Mirror, Tunnel View, Cook’s Meadows Loops, Glacier Point, y el espectacular Capitán Meadow.  
  • Yellowstone, compartido entre los estados Wyoming, Idaho y Montana, destaca por su intensa actividad geotermal, incluyendo variados géiseres como el Old Faithful, Geyser Hill, Morning Glory Pool y fuentes de aguas termales como Grand Prismatic Spring. Otros imperdibles en el parque son: las terrazas de mármol de Mammoth Hot Springs, el Valle de Lamar y las cascadas de Yellowstone. 
  • El Grand Canyon por sí solo merece una nota, siendo una de las postales naturales más famosas de Estados Unidos, Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Formado tras miles de años de erosión por el Río Colorado. Si estáis cortos de tiempo vuestra opción es recorrerlo en helicóptero para apreciar sus escarpadas paredes y la presa Hoover Damm; pero la emoción se intensifica si tenéis tiempo para hacer rafting o incluso tomar una excursión en plan luna de miel de aventura.
  • El Sequoia National Park alberga los árboles más grandes del mundo, entre los cuales destaca el General Sherman, con sus portentosos 83 metros de altura y extraordinaria longenvidad.
  • Desde las Vegas podéis llegar fácilmente al Valle de la Muerte, parte de desierto de Mojave, con una belleza de mil colores… tan intensa como perturbadora. Principales atracciones: Dantes View, Zabriskie Point, Devils Golf Course, y la zona de Artist Palette, con sus fantásticos colores verdes, amarillos y rojos. 
Yosemite. Foto de Jim & Robin Kunze.
Yellowstone. Foto de Pedro Szekely.
Grand Canyon. Foto de Paul Fundenburg.

Y un poco más allá… luna de miel en Hawaii

No podíamos terminar nuestras recomendaciones para vuestra luna de miel en Estados Unidos sin incluir el magnífico archipiélago de Hawaii… y más si os gusta el turismo de volcanes. Desde la Costa Oeste estaréis unas 6 horas de Honolulu… si os ponéis a pensar, es el tiempo suficiente para una buena siesta, y llegar listos para la naturaleza, playa, volcanes y deportes de aventura que os ofrece Hawaii para coronar vuestra luna de miel.

Hawaii os espera con varias islas, cada una con sus encantos:

  • Oahu: donde está Honolulu, , es una de las islas con más infraestructura y servicios, contando con resorts, restaurantes, tiendas y museos. Las maravillosas playas de North Shore y Sunset Beach, son mundialmente apreciadas.
  • Hawaii, “The Big Island”, ofrece de todo: selva, cráteres, montañas. Es probablemente la más conocida por el Parque Nacional de los Volcanes y el Parque Estatal Akaka Falls.
  • Lanai: una de las menos conocidas, pero con fantásticos hoteles, playas y excursiones a sus fantásticos acantilados de lava roja, combinado con excelente variedad de deportes acuáticos.
  • El paraíso de los amantes del surf es Maui, con sus fantásticas playas. Vale la pena conocer el Parque Nacional Haleakala bien sea en una excursión o admirando desde el cielo sus impresionantes vistas en helicóptero.
  • Kauai, la isla de la aventura, con una oferta de actividades variadísima, desde boogie board, senderismo, kayak, entre muchos otros que podéis practicar en sus muy destacados destinos, como Kalapaki, Waimea Canyon, Garde Island y el Parque Polihale.

Estados Unidos es muy amplio, ¡ojalá que tengáis muchas semanas para recorrer tanta belleza en ambas costas! Os deseamos desde ya una feliz y mágica luna de miel en Estados Unidos, que disfrutéis cada segundo y que vuestro viaje de novios sea inolvidable.  Si todavía no estáis del todo decididos, os invitamos a conocer nuestros posts sobre otros destinos encantadores para lunas de miel y playas para viajes de novios en todos los continentes.