Luna de miel en América

Una luna de miel en América tiene todo lo que un nuevo matrimonio debe tener: aventura, tesoros por descubrir y mucha diversión.


No importa si preferís explorar la naturaleza, visitar lugares históricos con grandes monumentos, hacer deportes de aventura o tener un plan más intelectual. El continente americano lo tiene todo y la conexión aérea es relativamente cómoda, así que es una opción que siempre debe tenerse en cuenta de cara a una luna de miel.


Luna de miel en Norteamérica

EEUU

EEUU tiene muchísimos lugares icónicos para visitar en pareja. Desde las islas de Hawái, con su exuberante vegetación, sus olas y sus volcanes, destino ya habitual de los recién casados de muchas partes del mundo, hasta Las Vegas, con sus casinos y sus noches eternas, pasando por la icónica Nueva York donde se puede pasar una luna de miel completa sin necesidad de más..

Uno de los destinos estrella de EEUU es Florida donde se pueden visitar los cayos, como Cayo hueso, con sus resorts de lujo y sus acogedoras posadas. Además, allí se encuentra la casa de Ernest Hemingway y el Walt Disney World Resort de Orlando; ideal para las parejas recién casadas que ya tienen hijos y desean viajar con ellos a una experiencia familiar.

México

Chichén Itzá. Foto de David Stanley.

Cuando hablamos de Norteamérica, siempre pensamos en los EEUU, pero no son el único destino interesante para una luna de miel en América.

También, tenemos México, con sus espléndidas playas para una luna de miel y un gran bagaje cultural en común con nosotros que lo convierte en un viaje interesantísimo y muy enriquecedor.

El país que fue dos imperios abre los brazos para recibir a los recién casados en importantes zonas turísticas como Cancún y la Riviera Maya. Si sois amantes de la cultura y la historia, viajar a Yucatán, tierra de las famosas pirámides de Chichén Itzá, puede ser apasionante.

Ciudad de México también es un destino ideal, con su hermosa arquitectura y su agitada vida nocturna.

Y si preferís alejaros de las metrópolis, en el estado de Chiapas se encuentra la ciudad maya de Palenque, surcada de ríos y con las voces de la naturaleza al oído de los visitantes.

Más allá de Cancún y otros destinos exclusivos, México tiene qué ofrecer para todo tipo de presupuestos. Lo ideal son las rutas arqueológicas, mezcladas con playas o selvas, como lo son Yucatán y Chiapas. En ambos estados encontraréis alojamientos a buen precio y comida barata, además de muy rica.

Canadá

Por otro lado, también tenemos Canadá con la siempre interesante Toronto, las cataratas del Niágara, el Parque Nacional Banff y la oportunidad de contemplar auroras boreales o aprender sobre la fiebre del oro.


El Caribe

El Caribe es otro de los destinos clásicos para una luna de miel en América, ya que ofrece una naturaleza espectacular, buena temperatura, mucha historia y el atractivo del mar.


Luna de miel en Centroamérica

Si tenéis un espíritu más aventurero, tu luna de miel en América puede dirigirse a la zona central, donde encontraréis países como:

Costa Rica

Costa Rica es uno de los destinos estrella para disfrutar de una luna de miel en América. Es un país que ha mejorado muchísimo en cuestiones de seguridad y que os ofrece volcanes, selva, playas y buena gastronomía.

Si os gusta la naturaleza, los paseos por los puentes colgantes en Monteverde serán una experiencia inigualable

No vamos a explayarnos más porque tenemos una página entera dedicada a una luna de miel en Costa Rica.

El Arenal. Foto de Brian.

Belice

Si hablamos de playas doradas y hermosos atardeceres, Belice es el destino indicado para que pases una luna de miel encantadora con tu pareja en los más espectaculares parajes. Es un verdadero crimen ir a Belice sin visitar Isla Bonita, como es conocido el Cayo Ambergris, el destino paradisíaco por excelencia de este país.

Aunque Belice depende en gran medida del turismo, aún en temporada podrás encontrar lugares para disfrutar en paz de tu escapada romántica. Para rematar una experiencia inolvidable, podrías visitar el Gran Agujero Azul, una de las maravillas naturales del mundo y un sitio ideal para el submarinismo.

Los siguientes 4 países son realmente bellos, pero lamentablemente sufren de un serio problema de inseguridad. Si prefieres saltarlos, puedes ir directamente a Panamá.

El Salvador

El Salvador es un destino hermoso. Se trata de una joya natural con mucha costa y el turismo cumple un rol importante en su economía, debido a sus playas exuberantes. Hablando de playas, La Perla es una de las visitas obligadas, siendo además un paraje apartado en el que podéis pasar el día juntos sin muchas personas alrededor.

Otro destino emblemático es Taxumal, una maravilla de origen Maya que forma parte de un espectacular complejo arqueológico.

Sin embargo, a pesar de ser un país hermoso, posee el índice de homicidios más alto de Latinoamérica, por lo que no animamos a viajar allí de luna de miel a personas sin mucha experiencia viajando o, al menos, recomendamos mucha precaución.

Guatemala

Antigua en Guatemala

Conocido como “El país de la eterna primavera”, Guatemala es una de las grandes joyas de Centroamérica. Con un clima cálido y húmedo, hermosas playas, selvas tupidas y majestuosos volcanes, es todo lo que se nos viene a la mente cuando pensamos en un paraje exótico.

Famoso por sus volcanes, uno de los destinos más hermosos es el Lago Atitlán, no solo por su propia belleza sino por toda la maravilla que le rodea, desde los ya mencionados volcanes, pasando por una hermosa flora y una gran variedad de aves tropicales. Como punto negativo, sufre de un alto índice delictivo, así que es otro de los países que no recomendamos a cualquiera como opción de luna de miel en América.

Honduras

Naturaleza salvaje, playas hermosas, montañas y ruinas mayas; eso es solo una vista general de todo lo que encontrarán en Honduras. En el océano hondureño se asienta la segunda barrera de arrecifes más grandes del mundo.

Una de las mejores opciones es precisamente el punto de partida de cualquier visita, la capital: Tegucigalpa. Su casco histórico colonial es sencillamente hermoso. Pasando por Cayos cochinos y la playa de los Maestros, no se pueden pasar por alto las ruinas mayas de Copán, declaradas Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Lamentablemente, es uno de los cinco países más peligrosos de Latinoamérica.

Nicaragua

Si os apetece una luna de miel de aventura, Nicaragua es un buen destino para conseguirla.

El país cuenta con una enorme diversidad de especies, seis volcanes activos y con costas tanto en el Atlántico como en el Pacífico.

Unas horas al sur de Managuas, hay un destino muy singular como es el departamento de Rivas, con sus tres kilómetros de costa.

Si sois amantes de los deportes extremos, allí podéis hacer sandboarding en la arena del Volcán Cerro Negro; y en el volcán Masaya, otro de los más famosos, es posible ver la lava ardiente desde la espectacular “boca del infierno”.

Nicaragua

Panamá

Panamá es un pequeño paraíso, que deslumbra tanto con sus hermosos parajes como con la hermosa Ciudad de Panamá. Allí podréis disfrutar de restaurantes de lujo, de tiendas exclusivas y de una agitada vida nocturna, para luego irse a una de sus islas desiertas o a Cinta Costera, en donde podéis caminar de la mano frente al océano.

En Panamá se encuentra una maravilla de la ingeniería: su famoso canal. Es uno de los mayores atractivos, con su mirador y la posibilidad de recorrerlo en un romántico viaje en barco, con un paseo incluido por las selvas de la zona.


Luna de miel en Sudamérica

Finalmente, nuestra tercera opción para una luna de miel en América es el cono sur. Al igual que ocurre con Centroamérica, el o los países a elegir dependerán de vuestra tolerancia al riesgo o, al menos, de abandonar la seguridad a la que estamos acostumbrados los españoles.

Argentina

Pareja bailando tango

La nación el tango y la milonga, tiene una amplia oferta turística y cultural para las parejas de recién casados. El segundo país más grande de Sudamérica solo pone una dificultad: hay demasiados destinos hermosos para un solo viaje. Empezando por Buenos Aires, con su preciosa arquitectura.

Un paseo por los barrios más emblemáticos tiene que pasar por La Recoleta y por La Boca, barrios que cuentan la historia de esta ciudad y de su gran acervo cultural. El teatro Colón es el lugar predilecto para disfrutar de la ópera, del teatro y de música en vivo.

Partiendo de la metrópolis argentina, muy lejos al sur, se encuentra Ushuaia. La ciudad más al sur en el país es perfecta para los amantes, con sus hermosos paisajes y sus parajes solitarios. Además, ofrece paquetes vacacionales que incluyen cruceros por el Canal Beagle y el Faro del Fin del Mundo. Es una experiencia mágica.

Aún en el sur, conectando la ciudad de Ushuaia con el Parque Nacional Tierra del Fuego, se encuentra el Ferrocarril Austral Fueguino, conocido como el tren del fin del mundo. Imagina un romántico viaje en tren por la Tierra del Fuego, observando sus hermosos paisajes. Además, podrás conocer la ruta del tres de los presos, importante atractivo histórico.

Haciendo un giro de 180 grados o, mejor dicho, yendo al extremo norte del país, pueden visitar el Parque Nacional de Iguazú. Ubicado en las misiones, en plena frontera con Brasil, en este parque presenciarán uno de los espectáculos naturales más imponentes: un complejo de cataratas con 275 saltos de agua, dos veces más caudalosos que las cataratas del Niágara.

Por último, coronada por los Andes argentinos, se eleva la ciudad de Mendoza. Perfecta para los recién casados, ofrece un gran itinerario cultural, una cocina riquísima y varias rutas el vino.

Bolivia

Entre Los Andes y la Amazonía, Bolivia es la escapada perfecta para aquellas parejas que desean disfrutar de una luna de miel fuera de lo común. Su capital, La Paz, es la más elevada de Sudamérica y ofrece vistas imponentes de los valles andinos.

Las Cataratas Arcoíris son ideales para las parejas aventureras, que quieran practicar senderismo juntos y después contemplar los inigualables saltos de agua y el espectáculo multicolor que da nombre a este paraje. Otro destino surreal es el lago Titicaca, espejo que refleja el azul infinito, con sus islas: la del Sol y la de la Luna.

Brasil

Como uno de los más grandes destinos turísticos del mundo, Brasil ofrece un abanico de opciones para los viajeros en cualquier época del año. De manera de que, si estás planificando tu boda, no importa la fecha que la estés programando, Brasil te espera con los brazos abiertos. Aun así, no por nada se conoce como la tierra del carnaval. Su festival de Río de Janeiro es mundialmente famoso.

Precisamente esta ciudad es la que llama a más viajeros cada año, con las hermosas playas de Ipanema y Copacabana, además de otras maravillas como el Cristo Redentor, el morro Pan de Azúcar y el Parque Nacional de Tijuca. La avenida Atlántica es el paseo de los hoteles y restaurantes, que ofrecen la más exquisita gastronomía local e internacional.

Si desean una luna de miel tranquila, São Paulo se presenta como una opción más sobria. Siendo un importante centro cultural, podrán apreciar su arquitectura mientras disfrutan de una agenda de lo más interesante. Teatros como el Municipal y el Gazeta, el Museo de Arte de São Paulo y el Jardín Botánico, son solamente algunos de los atractivos de la ciudad.

En el extremo sur del país se encuentra el Parque Nacional Iguazú, que cuenta con el salto de agua más caudaloso del mundo. Rodeado de una exuberante selva, el espectáculo es avasallante, un recuerdo casi fantástico que acompañará por siempre al de su luna de miel.

Como hablar de Brasil casi siempre es pensar en playas calientes, llenas de bañistas, no se pueden pasar por alto dos destinos: Recife y Salvador de Bahía. El primero es conocido como la Venecia brasilera y allí podrán tanto disfrutar de la playa como practicar buceo por arrecifes coralinos. El segundo es un viaje de otra dimensión, que además de playas ofrece su hermosa arquitectura colonial.

Cristo Redentor

Chile

Chile es una isla entre dos mares, uno es el océano Pacífico y el otro es la cordillera Andina. Entre esos dos mares, en una larga franja de tierra, uno de los países más hermosos y prósperos de Latinoamérica. Y si lo piensas cuesta pensar en un destino mejor para el amor creciente que un país hecho de mar y de vino. Perfecto para una luna de miel en América.

Las Cruces – Valparaíso – Chile

El destino por excelencia es Viña del Mar, ciudad bohemia con una extensa franja costera. Ofrece no solo la hermosa costa, la gastronomía rica en frutos del mar y su cultura, sino que los invita a perderse en una vida nocturna exquisita, con música en vivo y, como es de esperarse, con vino.

Muy cerca de Viña del Mar se asienta Valparaíso. Un destino ideal para los recién casados, sus miradores y sus restaurantes harán de todos los días un delicioso paseo. El arte urbano, la música, la pintura y la poesía dejan una huella indeleble en la ciudad portuaria. Además, no se pueden ir sin visitar La Sebastianera, casa del gran poeta chileno Pablo Neruda; casona en forma de barco, como anclada en la ciudad, con vista al puerto.

Internándose en el océano pacífico, como una joya rodeada de agua, está Rapa Nui o Isla de Pascua.

Sirve tanto si deseñais una luna de miel tranquila, lejos de las ciudades, como si sois más del tipo aventurero.

Allí, podéis practicar buceo, pasear en bote y andar a caballo o simplemente seguir la ruta arqueológica, con sus moais, y descansar en la playa.

Chile también cuenta con una joya en el extremo sur del mundo: Puerto Natales. Una ciudad pequeña y hermosa, ideal para viajar en pareja.

Allí se puede pasear juntos por fantásticos escenarios naturales, practicar senderismo y escalada, visitar el Museo Histórico Municipal y cerrar la noche con una cena romántica.

Rapa Nui

Colombia

Si elegís Colombia como destino para vuestra luna de miel en América, tendréis todo tipo de opciones.

Un hermoso país famoso por su delicioso café y su diversidad en paisajes. Cuenta con una larga vertebra andina, una amplia costa pacífica, llanuras inmensas, selva amazónica y un pequeño pero riquísimo litoral caribeño donde, por ejemplo, podrías pasar una entrañable luna de miel en Santa Marta.

En Nueva Granada hay de todo, desde las rancherías wayúu en La Guajira, pasando por Cartagena de Indias y la hermosa isla de San Andrés, bajando hasta la Sierra Nevada de Santa Marta y llegando hasta Boyacá.

Lamentablemente, Colombia es un país en conflicto desde hace décadas, así que es importante informarse sobre qué regiones es mejor no visitar, pero en las zonas turísticas si tomáis las precauciones lógicas que también tomaríais en cualquier lugar, no tendréis ningún problema.

¿Quieres saber más sobre una luna de miel en Colombia?

Ecuador

Ecuador

Este pequeño país andino ofrece una variedad de opciones perfectas para los recién casados. Empezando por una oferta hotelera para todos los bolsillos, lo que es ideal después del gasto de la boda; pasando por los hermosos paisajes y los pueblos mágicos que alberga.

Cuenca es una joya andina, con un hermoso centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad. El Chimborazo se eleva en la ciudad homónima, como el volcán más grande del país. Como no todo es montaña en la vida, también podéis visitar Loja, Bahía de Cortez o las hermosas Islas Galápagos. Algo que facilita las cosas es que la moneda oficial de Ecuador es el dólar estadounidense.

Guyana

Guyana combina la belleza natural del trópico con una experiencia salvaje y sencilla. Es un paraíso para esas parejas que quieren pasar su luna de miel en América y son amantes de la naturaleza. Además, el ambiente humano es ideal para el amor, con personas cálidas y amables como pocas.

Es un país tranquilo, con un panorama selvático como salido de una novela de aventura. El 80% del país está cubierto de selvas intrincadas, con una cultura indígena fascinante. Su mezcla cultural de pueblos amerindios con africanos, europeos y originarios del subcontinente indio, además de una importante inmigración China, lo hacen uno de los países más coloridos del continente.

Paraguay

Paraguay es el país menos poblado del cono sur. El paraíso guaraní es el destino ideal para esas parejas que quieren pasar una luna de miel de un romance pacífico, disfrutando los dos solos de sus primeros días de casados.

Allí reina la naturaleza. Elijan entre las Cabañas Itakuá en Itacurubí de la Cordillera, ubicaciones en San Bernardino, como la posada Linda India y la granja Don Papalo, o alguna de las acogedoras posadas en Encarnación, cerca del fantástico río Paraná, frontera con Brasil. Todas son opciones perfectas para veladas románticas, acompañadas de paseos por los parajes naturales más hermosos.

Perú

Perú es otra opción en la que, sin ser el traslado especialmente barato, el gasto dentro del país sí puede ser bastante modesto.

El truco es evitar el verano, viajando entre septiembre y noviembre y de marzo a mayo. Su principal atractivo son sus montañas y sus asombrosas ruinas prehispánicas.

Entre el Pacífico, los Andes y la Amazonía, Perú es uno de los países sudamericanos más amplia diversidad de paisajes y con mayor riqueza cultural.

La carta romántica de presentación es San Vicente de Azpitia, “El balcón del cielo”. Allí podrás alquilar una cabaña, disfrutar de largos paseos y probarán la exquisita gastronomía y el buen vino.

Si en algo es rico Perú, es en el patrimonio cultural. Si tú y tu pareja disfrutan de los tesoros arqueológicos, pueden elegir entre los distintos tours que visitan Machu Picchu, el caso histórico de Cuzco, Huancayo y “El descanso del inca”: Cajamarca

Surinam

El país menos poblado de Sudamérica es una verdadera joya escondida, perfecta para una luna de miel tranquila. Situado entre las costas del mar Caribe, las guyanas y Brasil, es prácticamente un santuario natural hecho país. Su capital, Paramaribo, está declarada Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Ni siquiera es necesario salir de Paramaribo para ver la selva, que convive con los pobladores en las afueras de la ciudad, y para sentir que estás viajando por un pequeño mundo. Un recorrido por la Reserva Natural de Surinam central, un auténtico paraíso terrenal, es la postal perfecta para tu luna de miel en América.

Uruguay

Uruguay es el contraste perfecto entre una agitada capital y los más espectaculares parajes naturales. Montevideo es una ciudad hermosa, con barrios viejos y con zonas dedicadas al arte y la cultura. Su arquitectura Art Deco y Art Noveau los sorprenderán. En su primer viaje de casados, no se pueden perder las playas de Pocitos, Ramírez y Buceo.

Hablando de experiencias cautivadoras, para compartir en pareja, pueden visitar Laguna Negra. Un destino romántico perfecto es Punta del Este, con sus preciosas playas de arena blanca, su hermosa vista y su colorido atardecer. ¿Te imaginas un picnic en este precioso paraje?

Venezuela

Litoral caribeño, cordillera andina, selva amazónica y el complejo de mesetas más antiguo y elevado del mundo. Venezuela es un destino con todas las maravillas naturales necesarias para una luna de miel inolvidable.

Si buscan un alojamiento de lujo, el Hotel Humbolt en Caracas, la capital, es ideal. Además, en la ciudad de Mérida se ubica el teleférico más alto del mundo, una experiencia maravillosa; cuenta con múltiples opciones cercanas para el alojamiento. El punto negativo de Venezuela es que atraviesa una crisis política y económica, por lo que las irregularidades y la delincuencia están a la orden del día.

¿Quieres más opciones?

Echa un vistazo a nuestra página principal sobre viajes de luna de miel.